Compartir
10 errores comunes al maquillarte

10 errores comunes al maquillarte

Aunque nos encantan las miradas naturales, no podemos negar nuestro amor por los poderes transformadores del maquillaje. Incluso si crees que tienes completamente dominado el arte de maquillarte, puede que inconscientemente estés cometiendo alguno de estos frecuentes errores de belleza. Aquí te presentamos los 10 errores de maquillaje más habituales, además de varios consejos para corregirlos y conseguir así un rostro impecable.

1. Saltarse la crema hidratante

La crema hidratante es uno de los complementos más importantes del maquillaje. Hidratar la piel es una necesidad si deseas que tu maquillaje luzca lo mejor posible. La piel seca puede hacer que el maquillaje se desprenda de inmediato, así que recuerda siempre hidratar tu cara antes de colocarte la base.

2. Olvidarse del primer

El primer es una herramienta muy importante para lograr que tu rostro permanezca maquillado durante todo el día. Aplicar un primer antes de la base suaviza e hidrata lo suficiente tu piel para mantener el maquillaje en su lugar.

3. Elegir la base de maquillaje equivocada

La base de maquillaje es una herramienta perfecta a la hora de mezclar todos los colores de tu piel y lograr un acabado perfecto. Pero muchas mujeres usan un color de base incorrecto, no cumpliendo el objetivo de lograr el tono de piel perfecto. ¡Y por supuesto que nadie quiere un rostro y un cuello incompatibles! En lugar de cometer este error, acude a un profesional para que te ayude a elegir la base correcta. O utiliza el siguiente truco de maquillaje: coloca un poco de base en una esponja o en un bastoncillo y aplícalo en el centro de tu mandíbula, justamente por el lado de la cara. Si la base encaja con el tono de tu piel cómprala cuanto antes.

4. No limpiar tus pinceles de maquillaje

Tener los pinceles limpios es una necesidad si deseas que tu maquillaje luzca lo mejor posible. Los cepillos viejos y sucios contienen polvo y bacterias que pueden obstruir los poros y provocar erupciones. Lava tus pinceles con jabón o champú una vez cada dos semanas y reemplázalos anualmente. Un estudio descubrió que de una semana a otra las bacterias de los cepillos se duplican y antes del final del mes los investigadores encontraron que los niveles de bacterias eran demasiado altos para ser medidos.

5. Usar el mismo maquillaje durante las cuatro estaciones

Ya hemos hablado de lo importante que es identificar el tono de base adecuado. La misma lógica se aplica con el resto del maquillaje. Los tonos que van bien a tu piel durante el invierno podrían resultar demasiado ligeros para el resplandor del verano. Asegúrate de mantenerte al tanto de los colores de cada temporada.

6. Usar rímel de latigazo al final

Usar rímel de latigazo al finalizar tu maquillaje es un gran error. Aunque notes una gran diferencia después de la aplicación de este rímel, usarlo cuando ya tienes otro producto en las pestañas puede pegarlas entre sí, creando grumos difíciles de retirar.

7. Usar rímel impermeable con frecuencia

El rímel impermeable es fantástico si sabes que te vas a mojar. Sin embargo, no lo necesitas para tu día a día. Este producto resecará tus pestañas y las dejará opacas y quebradizas. Mantén las pestañas hidratadas para el look perfecto que buscas.

8. No revisar la fecha de caducidad de tu maquillaje

Al igual que el resto de las cosas, el maquillaje también tiene una fecha de caducidad. Una vez abierto, dispondrás de un determinado período de tiempo para usarlo. Las tapas de los bronceadores, sombras y rubores tienen un número que indica cuándo deberías desechar el producto. Como regla general, compra un nuevo tubo de rímel cada 3-6 meses, lápiz labial cada 6-12 meses y rubor y sombra de ojos cada dos años. Usar maquillaje expirado tiene el mismo efecto que la utilización de los cepillos de maquillaje sucios, pudiendo causar erupciones o algo incluso peor.

9. Aplicar rubor únicamente en la manzana de tus mejillas

Uno de los errores más comunes a la hora de aplicar el rubor es hacerlo en círculos de payaso. Aplícalo en una línea directamente por encima de los pómulos para conseguir un efecto completo.

10. Olvidarse de integrar el maquillaje

Para conseguir ese aspecto natural que tanto deseas, asegúrate de integrar el maquillaje. Ya sea la base desde la cara hasta el cuello o el color destacado que has elegido para resaltar tu tono bronce. Integrar todo tu maquillaje será el toque final a tu brillante look.

FUENTE: Discovery home and health

Dejar un Comentario