Compartir
Cuando una bacteria es resistente a los antibióticos es peligrosa

Cuando una bacteria es resistente a los antibióticos es peligrosa

Un tipo de bacteria que es resistente al último tipo de antibióticos que nos queda para combatir las superbacterias ha llegado a los E.U.A., y apunta a algo que los médicos han estado temiendo por años – el final de los antibióticos.

 

La bacteria, una cepa de la Escherichia coli, ha sido encontrada en la orina de una mujer Pennsylvania. La cepa es resistente al antibiótico colistina, que los médicos han estado utilizando como último recurso contra las bacterias que son muy resistentes a los medicamentos.

 

 

Hemos hablado mucho sobre el problema con la resistencia antibiótica con anterioridad, pero en pocas palabras, la razón por la cual los antibióticos son tan importantes es porque la forma más fácil de destruir las bacterias es para zambullirlos en alcohol o altas temperatura, algo que no es precisamente viable cuando las bacterias están dentro de ti.

 

Los antibiótico funcionan al atacar a un mecanismo específico utilizado por las bacterias para funcionar, pero debido a que estas son capaces de reproducirse tan rápidamente, la selección natural ha creado superbacterias que tienen este mecanismo alterados, por lo que los antibióticos no funcionan.

 

 

 

El problema es que se nos esta acabando el tiempo para idear nuevas opciones – los antibióticos han existido por aproximadamente 85 años e incluso en los primeros 10 años de uso, las bacterias ya se estaban volviendo resistentes. Los 75 años desde entonces, no hemos logrado crear los suficientes antibióticos para superar a la evolución bacteriana. Y ahora, el antibiótico que nos quedaba (colistina) ha comenzado a fallar.

 

Las bacterias que son resistentes a la colistina se han encontrado antes en Italia, China y el Reino Unido, pero éste es el primer caso del que se sabe en América. Se piensa que la resistencia puede tener su origen en los cerdos chinos, debido a que la colistina se ha utilizado ampliamente en la industria de la carne de cerdo.

 

La colistina en sí es una droga muy vieja, y no se consideró útil hasta hace poco tiempo, ya que en ciertas dosis puede ser tóxico para los riñones. Pero debido a que se había utilizado tan poco las bacterias no habían tenido la oportunidad de acumular resistencia en  su contra y por eso ha sido tan útil contra las superbacterias que no podían ser eliminadas con nada más.

 

Sin embargo, todo lo bueno tiene un fin y podría ser que debamos empezar de cero.

 

La cepa de E. coli de la paciente de Pensilvania fue tratada por otros antibióticos – lo que significa que no es resistente a todo – pero eso no significa que no sea peligrosa.

 

 

Además de ser capaz de pasar los genes a través de la reproducción, las bacterias también tienen la capacidad de pasar genes en lateralmente, lo que significa entre especies o incluso diferentes clases de bacterias. Eso significa que el gen particular que codifica para la resistencia a la colistina, mcr-1, podría extenderse a otros tipos de bacterias que ya son ampliamente resistentes a los antibióticos en E.U.A.

 

Lo peor del caso es que la paciente no había salido del país en los últimos cinco meses – así que los científicos no tienen idea de cómo se contagio de la resistente cepa y cuantas personas a su alrededor podrían haber sido expuestas.

 

Sin acceso a antibióticos funcionales, las cirugías rutinarias podrían tornarse peligrosas y una infección básica podría ser mortal. Desafortunadamente esta realidad es más cercana cada día. Y podría significar el final del camino para los antibióticos a menos que actuemos rápidamente.

 

 

Ahora los investigadores están intentando buscar alternativas a los antibióticos, como cobre que mate a los microbios en las camas de hospitales y remedios antiguos. Sólo esperemos que consigan soluciones pronto.

FUENTE: Muy Interesante

Dejar un Comentario