Compartir
Museos, Turismo y Cultura

Museos, Turismo y Cultura

Hace poco tiempo estuve en el Museo de Van Gogh en Amsterdam, me quede sorprendida por la cantidad de personas que, como yo, en ese momento lo visitaban y me hizo reflexionar sobre como ha cambiado en los últimos años el concepto de museo para la sociedad, para el turismo y para las marcas-ciudad del lugar dónde funcionan.

Siempre han existido los museos y siempre han existido las personas interesadas en ellos, los visitantes.  Lo que ha cambiado notoriamente es que el museo ha dejado de ser un lugar dónde solo se muestra el legado artístico histórico y cultural, hoy en día se han convertido en verdaderos centros de convenciones capaces de atraer a diferentes públicos, desde jóvenes a seniors, desde turistas sin motivos profesionales a amantes de la historia y el arte, desde estudiantes hasta familias con niños.

El museo de Van Gogh es un claro ejemplo de ello. Es uno de los museos más visitados de Amsterdam. Recibe en la actualidad 1,6 mio. de visitantes al año. Reune en dos edificios arquitectónicamente innovadores y unidos por un subsuelo, todo lo que el “turista cultural” de hoy busca: el legado artístico y la historia del pintor contados de forma cronológica en salas llenas de luz (una muestra completa pero no intensamente larga) guías virtuales, shop museum y design shop museum estrátegicamente y visualmente bien ubicados, sala de muestras temporales con propuestas interesantes y muy bien dispuestas, bar y restaurante, lugares comunes dóde sentarse, wifi………..

Sí pensamos en el Museo de Van Gogh como podría haber sido cualquier museo décadas atrás, es decir sí ofreciera solo la muestra, podríamos recorrerlo en dos horas. Las nuevas propuestas de Museo, hacen que el turista/visitante pase entre tres y cuantro horas dentro del Museo.
Recorrer, investiguar, interiorizarse  mucho más y compartir lo que se ve, es lo que permite el Museo de Van Gogh. Por supuesto, el gasto por visitante sube y no se queda solo en el costo de la entrada, hay propuestas en que gastar, pero esas mismas propuestas son las que hacen que la experiencia Museo sea más acorde a las necesidades del público/turista actual: mucho más plural, heterogéneo, super informado y con múltiples intereses.

2016-01-21 11.03.56

Museos hoy. Binomio Turismo y Cultura

POSTED ON JANUARY 26TH, 2016 · POSTED IN CITY MARKETING, MUSEOS, TURISMO CULTURAL

Hace poco tiempo estuve en el Museo de Van Gogh en Amsterdam, me quede sorprendida por la cantidad de personas que, como yo, en ese momento lo visitaban y me hizo reflexionar sobre como ha cambiado en los últimos años el concepto de museo para la sociedad, para el turismo y para las marcas-ciudad del lugar dónde funcionan.

Siempre han existido los museos y siempre han existido las personas interesadas en ellos, los visitantes.  Lo que ha cambiado notoriamente es que el museo ha dejado de ser un lugar dónde solo se muestra el legado artístico histórico y cultural, hoy en día se han convertido en verdaderos centros de convenciones capaces de atraer a diferentes públicos, desde jóvenes a seniors, desde turistas sin motivos profesionales a amantes de la historia y el arte, desde estudiantes hasta familias con niños.

El museo de Van Gogh es un claro ejemplo de ello. Es uno de los museos más visitados de Amsterdam. Recibe en la actualidad 1,6 mio. de visitantes al año. Reune en dos edificios arquitectónicamente innovadores y unidos por un subsuelo, todo lo que el “turista cultural” de hoy busca: el legado artístico y la historia del pintor contados de forma cronológica en salas llenas de luz (una muestra completa pero no intensamente larga) guías virtuales, shop museum y design shop museum estrátegicamente y visualmente bien ubicados, sala de muestras temporales con propuestas interesantes y muy bien dispuestas, bar y restaurante, lugares comunes dóde sentarse, wifi………..

Sí pensamos en el Museo de Van Gogh como podría haber sido cualquier museo décadas atrás, es decir sí ofreciera solo la muestra, podríamos recorrerlo en dos horas. Las nuevas propuestas de Museo, hacen que el turista/visitante pase entre tres y cuantro horas dentro del Museo.
Recorrer, investiguar, interiorizarse  mucho más y compartir lo que se ve, es lo que permite el Museo de Van Gogh. Por supuesto, el gasto por visitante sube y no se queda solo en el costo de la entrada, hay propuestas en que gastar, pero esas mismas propuestas son las que hacen que la experiencia Museo sea más acorde a las necesidades del público/turista actual: mucho más plural, heterogéneo, super informado y con múltiples intereses.

La percepción-relación entre Países Bajos-Amsterdam—Van Gogh-Arte-Cultura en la mente del visitante es mucho más fuerte, perdurable y reconocible y esto permite a la marca ciudad reforzarse en este aspecto, el turismo cultural y posicionarse turísticamente de otra manera más alláde los tópicos de Amsterdam como ciudad de fiesta, además de reivindicar entre los mismos habitantes el patrimonio cultural e histórico.

Por supuesto este es el resultado no solo de el museo en sí, sino de la gestión (estatal) del mismo, de la integración del mismo en la oferta turística de Amsterdam como destino turístico y de la promoción y comunicación del museo como patrimonio cultural en todos los canales de la marca turísticaAmsterdam.
Un muy buen trabajo de branding y de City -marketing del departamento de marketing y promoción turística de la ciudad de Amsterdam perfectamente integrado a la promoción turística a nivel nacional.

FUENTE: Misión Turismo

Dejar un Comentario