Compartir
Garantiza Pemex margen comercial a gasolineros.

Garantiza Pemex margen comercial a gasolineros.

Pemex pide que confirmen su contrato de franquicia para poder seguir vendiéndoles gasolina.

Petróleos Mexicanos respeta el margen comercial de 6.5% que otorga a sus franquiciatarios en los nuevos contratos de venta de primera mano de gasolina que debe firmar antes del 31 de diciembre próximo, mismos que comenzarán a operar desde el primer día del 2017 y se vislumbraron desde el 2014 en la reglamentación de la reforma energética.

Las gasolineras que no firmen dichos contratos no perderán el abasto de combustibles, pues podrán seguir comprando a Petróleos Mexicanos, pero no con las mismas condiciones a las que se mantengan con la franquicia, aclaró Erika Contreras Licea, gerente de comunicación corporativa de Pemex.

Según Contreras Licea, casi la mitad de las más de 12,000 estaciones de servicio del país ya firmaron el nuevo contrato, el cuan contiene nuevas condiciones pro competitivas atendiendo a las recomendaciones de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), pensando en las nuevas circunstancias de mercado abierto.

Algunas de las nuevas estipulaciones está el hecho de que los firmantes podrán dar por terminado el contrato siempre que notifiquen con un mes de anticipación al Pemex, y con tienen la libertad de cambiar de proveedor de acuerdo a su conveniencia según las condiciones del mercado.

Sin embargo, la empresa conservará en lo sustantivo las mismas condiciones contractuales que ya venía ofreciendo a sus clientes franquiciatarios, como la posibilidad de ofrecerles crédito en el pago de la gasolina, confirmó la gerente de comunicación corporativa de la estatal.

El presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), Pablo González Córdova, dijo que los nuevos contratos “son muy amplios y los empresarios no cuentan con tiempo suficiente para revisarlos, por lo que pedimos a Pemex una prórroga justa que no nos fue concedida, así que buscaremos que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) analice nuestro caso y nos dé por lo menos otros tres meses. Esta situación no sería nueva, para el cambio de los nuevos contratos de comercialización ya nos dieron seis meses el año pasado”, dijo.

Indicó que cerca de 4,000 estaciones de servicio expendedoras de gasolina, que son la tercera parte de las gasolineras del país, corren el riesgo de no recibir el abasto de Pemex a partir del 1 de enero del próximo año si no firman el nuevo contrato de venta de primera mano con condiciones de competencia, que sólo aplicarán para unas 150 estaciones de servicio, ubicadas en Baja California y Sonora, que en febrero sí arrancarán la libre competencia.

Conforme con el presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, Pablo González Córdova, las que están en riesgo son las que tienen contratos de venta de primera mano —que desde la reforma sustituyeron a los de suministro— vigentes hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, Pemex envió el borrador del nuevo contrato a finales de noviembre, con la advertencia de que, “si no se firman antes de que finalice el contrato anterior, les dejarán de suministrar combustibles”.

También, los contratos se firman para operar en condiciones de competencia efectiva, que no existirá para estas estaciones de servicio por lo menos en los primeros seis meses del próximo año, explicó.

González Córdova explicó, no existen ductos y terminales de almacenamiento de combustibles operados por terceros en el país, así que no hay a quien comprarle que no sean ellos. La temporada abierta de Pemex Logística será hasta febrero y hasta entonces los expendedores de gasolina sabrán con qué capacidad cuentan los nuevos oferentes a quienes se podrá comprar a precios diferenciados.

El cambio de los contratos está establecida en la Ley de Hidrocarburos, por lo que la estatal petrolera únicamente asume esta disposición de la CRE. Si bien, la demora en el diseño de los contratos y sus condiciones ajenas a la realidad no fueron contempladas para la aplicación de este transitorio.

“No es un capricho, los tiempos los perdió la CRE, no nosotros, y ahora está en riesgo nuestro negocio y la capacidad de suministrar gasolinas a la tercera parte del país”, aseveró el presidente de la Amegas.

FUENTE: El Economista

Dejar un Comentario