Compartir
Fotógrafo capta sin querer tribu aislada en el noreste de Brasil.

Fotógrafo capta sin querer tribu aislada en el noreste de Brasil.

Los pobladores de esa tribu al darse cuenta de su presencia reaccionaron agresivamente.

Stuckert viajaba en helicóptero junto al exintegrante de la Fundación Nacional del Indígena José Carlos Meirelles cuando, al sobrevolar el estado de Acre, limítrofe con Perú, una lluvia torrencial los obligó a cambiar sus planes y a regresar a su punto de partida. Fue entonces que divisaron “algunas chozas de paja” y decidieron investigar. “La encontramos y empezamos a fotografiar”, contó Stuckert, quien agregó que fue como “encontrar una aguja en un pajar”, informa la BBC.

El contacto con esta aislada tribu, identificada como ‘indígenas de Maíta’, no fue fácil, ya que los aborígenes los vieron como “una amenaza” y comenzaron a tirar flechas para protegerse. “Es un registro importante, pero es una agresión. Por lo tanto, tenemos cuidado de no volar más bajo para no asustarlos tanto”, explicó Meirelles.

Sin embargo, también aseguró que “el mundo tiene que saber que existen y que se necesitan políticas para conservar” a la tribu compuesta de alrededor por 300 personas. Pese a las amenazas, lograron identificar algunas características del grupo. “Las mujeres usan faldas y tienen plantaciones de algodón. Son signos de un pueblo que teje. Algunos de ellos también tienen un cabello inusual: la mitad de la cabeza calva y largo de la mitad para atrás”, describieron.

Además, relataron que la tribu planta maíz, plátano, yuca y papa en un área de 630 hectáreas que alberga las reservas indígenas Kampa Isolados de Envira, Alto Tarauacá y Riozinho do Alto Envira. Su supervivencia se debe a que ocupan una zona de difícil acceso para mineros, caucheros y madereros.

Pese a ese aislamiento, las fotos mostraron objetos cuyas cualidades muestran que pueden haber sido insertados o copiados a otros pueblos.

“Me gustaría volver allí, pero creo que no podemos tener contacto. Necesitamos preservarlos y quiero que mis fotos sirvan para protegerlos, para que no tengan problemas externos”, concluyó Stucker, quien define al hallazgo y documentación de los indígenas como uno de los momentos “más emocionantes” de su extensa trayectoria.

Dejar un Comentario