Compartir
Con este truco no tendrás arrugas ni manchas en la piel

Con este truco no tendrás arrugas ni manchas en la piel

Tener un rostro radiante y saludable es el deseo de toda mujer, sin importar raza ni color de piel

Sin embargo, esto no es una tarea fácil de realizar. Nuestra cara tiene que enfrentarse todos los días con factores que pueden provocarle mucho daño.

Los radicales libres, la contaminación ambiental y la suciedad pueden tapar los poros y acabar poco a poco la belleza de nuestro rostro. Pero para contrarrestar estos efectos, a continuación te traemos un remedio natural 100% efectivo.

Uno de los factores más importantes que pueden contribuir o no a la belleza del rostro es la alimentación. Dependiendo de lo que comamos, la cara tendrá brillo y suavidad. Todos los alimentos con altos niveles de azucares y grasas promueven la producción de cebo que genera barros, puntos negros y espinillas.

En estos casos, debemos lavar regularmente nuestro rostro con cremas exfoliantes e hidratarla. Es cierto que en el mercado existen muchos productos que tienen este propósito. Sin embargo, son muy costosos y tienen productos químicos dañinos. Pero contamos con remedios naturales que pueden ayudarnos a conseguir este objetivo y sin poner en peligro la salud. A continuación, te mostraremos un remedio natural económico y efectivo que te ayudará a embellecer tu rostro.

Hasta el momento, este es uno de los remedios naturales más efectivos que se conoce. Este se aplica en forma de mascarilla y elimina cualquier impureza de tu rostro. Al usarla, podrás conseguir una piel sana, hermosa, brillante y más saludable. Sin embargo, antes de iniciar el tratamiento, te animamos a averiguar si tienes alguna reacción alérgica a él. Para ello, puedes aplicar un poco en tu brazo y dejarlo actuar por un tiempo. Si no tienes ninguna reacción, puedes proceder a aplicarla en tu cara.

Qué necesitaremos:rostro2

  • Aspirinas (1 o 2 unidades).
  • Miel (1 cucharada).

Preparación y uso:

El primer paso consiste en triturar las aspirinas con un poco de agua para formar una pasta. Dicha sustancia la echaremos en un envase de cristal o la preparamos en él desde el principio. A continuación, agregamos la miel y mezclamos hasta conseguir una sustancia homogénea.

Esta mascarilla la aplicaremos en nuestro rostro limpiado profundamente con anterioridad. La misma la untaremos con suaves masajes circulares y la dejamos actuar por 10 minutos. Para finalizar, la retiramos con abundante agua limpia. Haremos 10 aplicaciones de esta mascarilla repartidas 2 o 3 veces por semana.

FUENTE: estiloconsalud.com

Dejar un Comentario