Compartir
La extraña y dolorosa enfermedad que padece esta madre de 3 niños

La extraña y dolorosa enfermedad que padece esta madre de 3 niños

La madre de tres niños sufre de una alergia rara al agua – urticaria acuagénica – esta enfermedad le provoca una erupción dolorosa que cubre su cuerpo siempre que el agua toca su piel.

Candice Dent no puede ducharse, sudar o incluso llorar sin tener dolorosas marcas rojas que salen a través de su piel. Incluso hacer tareas domésticas, como lavarse, puede ser una pesadilla.

Para empeorarlo, también sufre de dermatografía, lo que significa que su piel se pica y se hincha cuando se toca. Eso la obliga a evitar el uso de ciertas ropas, como las polainas porque son demasiado apretadas.

Pero la mamá de Kentucky de 35 años de edad, dice que eso no le impide vivir su vida.

“He aprendido a vivir con la alergia al agua. Todavía tengo que ducharme, trabajar y sudar, y hacer recados bajo la lluvia, no dejo que gobierne mi vida”, dice.

“Pero la alergia al tacto ha sido horrible. Además, es distinta a la alergia al agua y hace las cosas mil veces peor.”

Por lo general, sus brotes se producen en cuestión de minutos. El sudor provoca la peor reacción.

Incluso dormir en una funda de almohada con arrugas, o descansar las manos contra su cara puede dejar una erupción roja.

Hasta hace poco, Candice trabajaba como maestra de preescolar. Ha habido momentos en que el trabajo desencadenó sus alergias, como cuando un niño lloró en su brazo y causó una erupción.

Por suerte su rostro se ve menos afectado, permitiendo que su marido David ¡todavía pueda besarla!

Se enteró de su problema hace 20 años. Al principio se creía era alergia al cloro. Pero pronto se dió cuenta que igual pasaba con agua de lluvia o sudor.

“Después de documentar todo lo que causaba una erupción, volví a ver a mi médico y me dijo:” Parece que eres alérgica al agua, pero eso es una locura”, dice.

“En aquel entonces, ni siquiera se oía hablar de la urticaria acuagénica. Sólo recibí mi diagnóstico oficial en febrero de este año. ”

“La mayoría de las personas no me creen, y me hacen preguntas burlonas como, ‘Si eres alérgica al agua, ¿cómo estás viva?'”

“Es una alergia en la piel, no una alergia a los alimentos, así que todavía puedo beberla, aunque el agua potable puede quemar mi garganta.”

La medicación y los antihistamínicos no son de mucha ayuda y generalmente espera que la situación mejore sola.

Ella está buscando alguien que padezca su misma condición. “No puedo ser la única.”, dice.

FUENTE: AmoMama

Dejar un Comentario