Compartir
Así se quiere aprovechar al máximo el viento para energía en el norte de Europa

Así se quiere aprovechar al máximo el viento para energía en el norte de Europa

La creación de islas artificiales no es algo muy habitual pero tampoco es nuevo, y hemos visto distintos usos como el que sean base de puentes gigantescos. En esta ocasión el objetivo es lograr un emplazamiento dedicado a las energías renovables, con la construcción de islas artificiales energéticas en el norte de Europa.

¿Qué es esto de islas energéticas? Se trata de la construcción estaciones a gran escala de energía eólica, de modo que sea todo un sistema de energía renovable capaz de proveer a varios países. La isla, llamada Power Link, es un proyecto de Energinet.dk (Dinamarca), TenneT TSO B.V. (Países Bajos) y TenneT TSO GmbH (Alemania), aunque el plan es que se beneficien otros países.

Si no hay base, se construye

Aunque Energinet lo comunica ahora, el proyecto ya se hizo público por parte de TenneT en junio de 2016. La idea es conectar Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Noruega y Bélgica con más de 10.000 turbinas, y aunque en principio se hable de una isla Power Link no se descarta que haya más en un futuro, de hecho se especifica que la idea es que haya más participantes en el proyecto y que se extienda más allá del Mar del Norte.

Así, una de las claves del proyecto es la ubicación, el llamado Banco Dogger, que obviamente no se ha elegido al azar. Además de que geográficamente es el punto más favorable para los países implicados de momento (y la proximidad posibilita la red de cableado, etc.), las condiciones en cuanto a viento de este lugar son óptimas según las empresas, además de que no hay mucha profundidad (a mayor profundidad, mayor coste de la construcción).

El Banco Dogger, en el Mar del Norte (que baña las costas de Reino Unido, Noruega, Suecia, Alemania, Dinamarca, Bélgica, Países Bajos, Francia y Gran Bretaña).

Aprovechando bien la geografía y las estaciones para que al final gane el planeta

El objetivo es llegar a 70.000-100.000 megavatios y el proyecto se firmará el día 23 de este mes en Bruselas por estas tres empresas con un objetivo a largo plazo (en 2050): cumplir los requisitos de la Cumbre de París (COP21) en la cual se acordó:

Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

Limitar el aumento a 1,5 grados centígrados (con lo que se prevé reducir en alto grado los riesgos y el impacto del cambio climático).

Que las emisiones globales alcancen su nivel máximo cuanto antes.

Con esta idea, más allá de los objetivos empresariales, se pretende sacar más partido al viento con vistas a que en un futuro haya más proyectos similares. Otra idea que se suma a los objetivos que cada país se plantea alcanzar tanto con la energía eólica como con la solar y que los que hemos mencionado ya hace tiempo que logran, como los Países Bajos y el 100% de sus trenes circulando con energía eólica, Dinamarca batiendo récords en esta energía.

También hemos visto que otros países como Escocia, China (el mayor productor del mundo de energía solar) y por su parte alguna isla del Estado de Hawaii con Tesla destacaban en estos logros. Una sana “competición” de la que, si todo va bien, se beneficiará el planeta (o se verá menos perjudicado) en cuanto al calentamiento y las condiciones, aprovechando así la estacionalidad de estas energías (los meses cálidos favorecen a la solar mientras que los fríos favorecen a la eólica).

FUENTE: xataka

Dejar un Comentario