Compartir
Si estás deprimido hablá con alguien de tu confianza y pídele ayuda

Si estás deprimido hablá con alguien de tu confianza y pídele ayuda

Una mejor comprensión de qué es la depresión y cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

Para mantenerse mentalmente fuerte, si una persona cree que está cayendo en una depresión, es necesario hablar con alguien de su confianza o pedir ayuda profesional.

“Hablar de depresión con un familiar, amigo o profesional médico o psicólogo, o bien en contextos más amplios como escuelas, lugar del trabajo y entornos sociales, o en el ámbito público, como medios de comunicación, blogs o redes sociales, ayuda a eliminar la estigmatización, lo que conlleva a que más personas pidan ayuda”, resaltan desde la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud.

¿Preocupado por el futuro?

Para prevenir la depresión durante la adolescencia y los primeros años de adultez, etapa que ofrece muchas oportunidades, podés realizar varas actividades, por ejemplo, conocer a otras personas o visitar nuevos sitios. Estos años pueden ser estresantes.

Si ante estos desafíos te sentís agobiado en lugar de entusiasmado, ideal es que tomes en cuenta estas recomendaciones:

· Hablá de tus sentimientos con alguien de su confianza.

· Solicitá ayuda profesional. Hablar con un personal sanitario calificado es un buen punto de inicio.

· No te aísles. Mantené contacto con familiares y amigos.

· Hacé ejercicios físicos regularmente, aunque se trate de un pequeño paseo. Las personas de 18 a 64 años pueden realizar actividades recreativas o de ocio, desplazamientos como paseos a pie o bicicleta, juegos, deportes o ejercicios programados lo recomendado es 150 minutos semanales.

· Mantené hábitos regulares de buena alimentación y sueño.

· Evitá o limitá la ingesta de alcohol. Abstenéte de consumir drogas ilícitas.

· Seguí haciendo las cosas que siempre te han gustado, incluso si no tenés muchos deseos de hacerlas.

· Tomá conciencia de los pensamientos negativos y autocríticos persistentes e intentá sustituirlos por pensamientos positivos.

· Felicitáte por tus logros.

FUENTE: UH

Dejar un Comentario