Compartir
Conoce el vino azul al que la ley no deja llamarse vino

Conoce el vino azul al que la ley no deja llamarse vino

Hace un par de años, un grupo de jóvenes vascos concibieron Gïk, un proyecto tan atrevido como innovador. Empezaron a fabricar un vino azul elaborado a partir de uvas recolectadas por toda la península y un pigmento natural procedente de plantas del género Indigofera que, al reaccionar con las antocianinas presentes en la piel de las uvas da como resultado un vino de color azul fluorescente. Pretendían revolucionar el mundo del vino con un caldo que rompía muchos moldes.

Tuvieron éxito, pues desde que comenzaron a fabricarlo han vendido más de 120000 botellas que han ido a parar a países como Japón, Corea del Sur o Brasil.

El vino azul al que no le dejan ser vino

Una vez más se cumple el dicho de que nadie es profeta en su tierra y hace unas semanas, la empresa se vio obligada a parar la producción para cambiar la composición y retirar la denominación de vino en el etiquetado ya que, debido a su inusual color, no se encuentra dentro de ninguna de las 17 categorías de productos vinícolas reconocidos por la regulación europea.

También se les exige el pago de una multa por haber comercializado como vino algo que la ley no considera un vino.

De momento, la empresa ha recurrido la multa y ha vuelto a comercializar la bebida, a la que hora denomina Anti Vino y a la que se ha añadido un 1% de mosto para no estar en la categoría de “vino puro”. Aunque la cosa no acaba ahí, los emprendedores detrás del proyecto siguen sosteniendo que “Gïk no es un vino, es una revolución en el mundo del vino” y, por esa razón, bajo el lema #FreedomOfColor (libertad de color) han abierto una petición en change.org para recoger las firmas de todos aquellos que quieran unirse a su causa exigiendo que el mundo del vino y la legislación se adapte a los nuevos tiempos.

Comprar vino azul

Aún así, si pese a que no pueda denominarse vino, te apetece probar por ti mismo si se trata o no de un vino a la altura de los paladares más exigentes, puedes hacerte con las botellas que desees en su propia tienda on-line.

El precio de la botella varía entre los 6,5 y los 10 euros, dependiendo de si se compra una botella sola o una caja de 12 botellas y, en todos los casos, los gastos de envío son gratuitos.

FUENTE: Cocinillas

Dejar un Comentario