Compartir
“Sin apretón de manos” el encuentro entre Donald Trump y Angela Merkel

“Sin apretón de manos” el encuentro entre Donald Trump y Angela Merkel

El presidente de EE.UU., Donald J. Trump, estrecha la mano de la canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la Casa Blanca en Washington

La canciller alemana, Angela Merkel, ha reafirmado su apoyo a la OTAN frente al presidente de EE.UU., Donald Trump, y aseguró que los socios de la Alianza «seguirán trabajando» para incrementar sus contribuciones a la defensa común.

En una rueda de prensa conjunta con Trump en la Casa Blanca, Merkel también reconoció que Alemania tiene «mucho» que agradecer a Estados Unidos y mencionó, entre otras cosas, la reunificación de Alemania y el plan Marshall tras la Segunda Guerra Mundial.

La inmigración es «un privilegio, no un derecho», ha afirmado Trump. «La seguridad de nuestros ciudadanos siempre debe ser lo primero. Sin lugar a dudas», agregó el presidente republicano.

Merkel ha llegado este viernes a la Casa Blanca para reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump, en un intento por acercar posturas y mejorar la relación entre ambos países.

La visita de Merkel, que supone el primer encuentro entre los dirigentes y fue aplazada hasta este viernes debido al temporal ‘Stella’ que amenaza la costa norteamericana, ha comenzado después de que la canciller atravesara una guardia de honor a la entrada de la Casa Blanca.

Ambos dirigentes se han dado la mano y han sonreído antes de que Trump condujera a la canciller al interior de la residencia presidencial.

Trump ha criticado en reiteradas ocasiones la política migratoria aperturista de Merkel y ha insinuado que el Gobierno alemán se encuentra detrás de la manipulación del euro para obtener ventajas competitivas frente a sus socios comerciales, lo que explicaría el superávit.

Merkel, por su parte, ha señalado que Berlín mantendrá con Washington una «estrecha cooperación» solo en relación con aquellos valores comunes como la democracia o el respeto por la ley y dignidad de las personas independientemente de su etnia o religión.

Durante el posado para los gráficos, ambos mandatarios mostraban caras poco distendidas, aunque Trump ha tratado de romper el hielo con una broma para los fotógrafos: «Aseguráos de mandar una buena fotografía a Alemania». Había mucha expectación con este encuentro tras la amenaza de aranceles a productos alemanes que entren en Estados Unidos.

FUENTE: ABC Ultima Hora

Dejar un Comentario