Compartir
Populismo cierra espacios a la libertad: Enrique Peña Nieto

Populismo cierra espacios a la libertad: Enrique Peña Nieto

El presidente Enrique Peña Nieto arremetió contra el populismo y lo acusó de esgrimir posiciones dogmáticas, ilusorias, soluciones aparentemente fáciles y mágicas, que —en cualquier parte del mundo— cierran espacios de libertad y participación a la ciudadanía.

Anoche, al inaugurar la 80 Convención Bancaria —que lleva el título de “El dilema mundial: liberalismo vs populismo”, advirtió que la desaceleración económica, la caída del precio de las materias primas —notablemente el petróleo— y un entorno de volatilidad financiera y aversión al riesgo, además de una creciente desigualdad cuestionan al liberalismo. Incluyendo el libre mercado y generando un descontento ciudadano hacia las instituciones”, dijo.

El mandatario aceptó que ante este panorama, el riesgo de que las sociedades opten por salidas ilusoriamente rápidas va en aumento.

Indicó que este escenario no es del todo desconocido, pues en la historia del mundo existen ejemplos de cómo la llegada de doctrinas extremas terminan lastimando las condiciones de vida de la población, profundizando aún más el descontento ciudadano.

“La lección que nos dejaron estos episodios es que no hay salidas fáciles ni soluciones mágicas, por el contrario, la mejor ruta para superar los retos de un país es asegurando las condiciones para que cada persona pueda desarrollar todas sus capacidades”, puntualizó el Ejecutivo.

Tras defender el liberalismo como modelo de desarrollo económico y social de una nación, Peña Nieto indicó que México optó en el siglo XX por éste, igual que otras naciones y hoy se encuentra en la ruta correcta para asegurar mejores condiciones y más oportunidades para los mexicanos del mañana.

En su disertación, el titular del Ejecutivo dijo: “¿A qué me refiero cuando hablo de populismo?, a posiciones dogmáticas que postulan soluciones aparentemente fáciles, pero que en realidad cierran espacios de libertad y participación a la ciudadanía.

“Esto en contraposición a la sociedad de ciudadanos libres que hemos logrado como país, en la que el papel del Estado es ser garante de esta libertad abriendo oportunidades para el desarrollo”, indicó Peña.

Sostuvo que México ha dejado atrás el modelo “de supuesto desarrollo” que cerraba espacios a la realización personal, a los espacios de libertad que los ciudadanos deben tener para hallar su realización y optado por el liberalismo.

Advirtió que en el pasado, el gobierno dictaba las condiciones de crédito a la banca, indicando en qué sectores prestar y a qué tasas hacerlo.

“Un modelo en el que el gobierno prácticamente era el único proveedor, o el principal proveedor de bienes que iban desde el papel con el que proveían a la elaboración de los periódicos. El Estado era fabricante hasta de bicicletas, pasando por una serie de empresas en las que eventualmente incursionaba y cerrando espacios a la participación de la iniciativa privada”, dijo.

Vaticina mejora económica. El Presidente hizo una proyección hacia los siguientes 20 años y sostuvo que México será un referente mundial en la producción y exportación de manufacturas de alta tecnología, para ubicarse como una de las primeras 10 economías del mundo.

Dijo esperar ver a México durante los próximos 20 años con mejor calidad para su población por haber promovido la competencia en las telecomunicaciones, con un sector energético con mayor participación privada y con ciudadanos mejor educados.

“El Estado de derecho del México del futuro tendrá soporte en pilares modernos y eficientes que hemos consolidado en pocos años, me refiero al Sistema de Justicia Penal Acusatorio, las reformas en justicia cotidiana, donde están los sistemas de Transparencia y Anticorrupción”, explicó.

Día mundial del agua. Antes, durante su visita a Acapulco, el presidente Peña Nieto detalló que su gobierno mantendrá, hasta el final de su administración, el compromiso por mejorar el cuidado, uso, tratamiento y reutilización del agua en nuestro país.

En el marco del Día Mundial del Agua, el mandatario entregó obras por mil 500 millones de pesos, para triplicar y duplicar, respectivamente, el abasto de agua potable en las principales ciudades de la entidad.

Al entregar la Ampliación y Mejoramiento de la Red de Agua Potable de Acapulco e inaugurar la Carretera Feliciano-Zihuatanejo destacó que en el país se generan 231 mil litros por segundo de agua residual, de los cuales 57% de esta agua está siendo tratada, 40% más que la pasada administración.

FUENTE: El Universal

Dejar un Comentario