Compartir
Adiós al repartidor, este pequeño robot autónomo será quien entregue la comida a domicilio

Adiós al repartidor, este pequeño robot autónomo será quien entregue la comida a domicilio

En un nuevo capítulo de robots quitando puestos de trabajo a los humanos, hoy presentamos a Starship, un pequeño vehículo robótico eléctrico y autónomo que será el nuevo repartidor de comida en Redwood City, California.

Finalmente después de poco más de un año de pruebas, este jueves 23 de marzo entrarán en operación los primeros vehículos fabricados por Starship Technologies, quienes se integrarán a la plantilla de repartidores de la cadena DoorDash, donde serán los encargados de llevar comida a domicilio.

Después de un año de pruebas entran en operación

Para quien no lo recuerde, Starship es una startup creada por los dos fundadores de Skype, quien nos presentó una manera atractiva y eficiente de entregar mercancía a domicilio. Este pequeño vehículo eléctrico cuenta con un sistema de conducción autónoma que le permite circular a un máximo de 6 km/h por las aceras, donde gracias a su GPS y conexión de datos siempre está en contacto con sus responsables, quienes pueden dar seguimiento a sus trayectos.

A mediados de 2016, y después de haber recibido una importante inyección de fondos, Starship arrancó pruebas piloto en Londres, Düsseldorf, Berna, Hamburgo y otras 36 ciudades europeas, así como en Washington y Silicon Valley. Pero ahora después de los buenos resultados, estos pequeños repartidores están listos para entrar a la acción en condiciones reales y bajo un trabajo real, nada de pruebas.

La cadena DoorDash ha adquirido seis de estos vehículos, quienes se encargarán de entregar pedidos de comida en las calles de Redwood City. Estos vehículos estarán dedicados a hacer entregas en un radio de máximo 3,5 kilómetros, ya que los ‘Dashers’, los repartidores humanos, se encargarán de entregas en distancias más largas y en direcciones más complejas.

El vehículo robótico tiene capacidad para transportar hasta 10 kilogramos de comida, y el compartimento tiene un mecanismo de cierre que sólo pude ser abierto por medio de un enlace enviado a quien realizó la compra, el cual abre dicho compartimento vía remota. Sus responsables mencionan que durante las pruebas, este repartidor estuvo en contacto con más de cuatro millones de personas y recorrió más de 32.200 kilómetros, y durante todo este tiempo no se presentó un solo caso de robo o vandalismo, de ahí que hayan decidido arrancar con su operación sin la necesidad de una persona que esté supervisando los trayectos.

 

FUENTE: xataka

Dejar un Comentario