Compartir
El Presidente Donald Trump sufre derrota en el Congreso

El Presidente Donald Trump sufre derrota en el Congreso

Trump no logró reunir el apoyo suficiente para reemplazar la ley de salud impulsada por Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, no pudo convencer ayer a la cantidad necesaria de diputados republicanos escépticos para comenzar a desmantelar el plan de salud Obamacare, lo que forzó a la Cámara de Representantes a retrasar una votación para reformar el sistema.

La jornada estaba destinada a darle una victoria simbólica a los conservadores, ya que Trump y los líderes republicanos de la Cámara habían planeado que la votación se realizara a siete años de que el presidente demócrata, Barack Obama, convirtiera en ley su proyecto de salud.

En cambio, la votación fue pospuesta indefinidamente asestando un golpe a Trump, que esperaba lograr su primer gran triunfo legislativo. “Esto no es bueno, al mercado no le gusta”, dijo David Kotok, jefe de la oficina de inversiones de Cumberland Advisors.

La iniciativa es considerada por los mercados financieros como una prueba crucial para medir la capacidad de Trump de sacar adelante su agenda legislativa en el Congreso, que incluye rebajas fiscales.

La incertidumbre sobre la votación impactó a los mercados esta semana. Wall Street subió con fuerza en los últimos meses, impulsada por el optimismo sobre la agenda pronegocios de Trump, pero cayó el martes por temores de los inversionistas a que un retraso en este tema pueda replicarse en otras propuestas claves del gobierno.

“Un retraso en la ley de salud es igual a un retraso en los recortes impositivos. Por eso el mercado pasó a terreno negativo cuando comenzaron los reportes de que no había un acuerdo”, sostuvo Kotok sobre la votación del plan, conocido formalmente como la Ley de Cuidado Sanitario en Estados Unidos.

El demócrata Steny Hoyer dijo que es evidente que la mayoría republicana no tiene los votos suficientes para aprobar el proyecto, que ha sido liderado por el presidente de la Cámara, Paul Ryan. Trump y Ryan necesitan un fuerte apoyo de sus correligionarios y solo pueden permitirse perder 21 votos republicanos.

La división dentro del partido Republicano se da porque algunos miembros conservadores se quejan de que la reforma es demasiado parecida al Obamacare, y algunos moderados se muestran preocupados por la posibilidad de que debilite la cobertura sanitaria para millones de votantes.

Estudios indican que la nueva ley podría dejar a 14 millones de personas sin ninguna protección médica en el próximo año, un escenario que consideran explosivo para las elecciones legislativas parciales de 2018.

BARACK OBAMA DEFIENDE LEGADO

En este escenario de incertidumbre, el expresidente Barack Obama rompió su silencio. En una nota oficial formuló una clara advertencia: cualquier cambio al modelo Obamacare debe ser para mejorarlo, no para dejar más personas sin cobertura médica.

“Nuestro punto de partida debería ser que cualquier cambio a nuestro sistema de salud sea para mejorarlo, y no hacerlo peor para millones de trabajadores estadunidenses”, expresó ayer el
exmandatario.

“Después de un siglo de conversaciones, décadas de intentos y un año de debate partidario, nuestra generación tuvo éxito. Finalmente declaramos que en Estados Unidos el cuidado de salud no es un privilegio para pocos, sino un derecho de todos”, apuntó.

Y en cada oportunidad insistió en que era necesario “seguir construyendo a partir de esa legislación”.

FUENTE: Excelsior

Dejar un Comentario