Compartir
México se retira del TLCAN si la renegociación no es buena para el país

México se retira del TLCAN si la renegociación no es buena para el país

México dice estar dispuesto a retirarse del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá si no es un ganar-ganar para todos.

“Si lo que está sobre la mesa es algo que no es bueno para México, México se retirará del TLCAN”, dijo el canciller Luis Videgaray a Bloomberg TV el jueves en Acapulco.

El funcionario cree que las conversaciones comerciales serán constructivas y los tres países serán capaces de llegar a un acuerdo actualizado que beneficie a todos. Salir no es un primer paso, sino el último recurso, dijo. Un último recurso que México está dispuesto a tomar.

“Ambas partes tiran de la cuerda. La pregunta es: ¿se puede tirar de la cuerda sin hacerte daño? Probablemente no. No lo estamos abordando de esa manera. Debería ser un proceso constructivo”, afirmó Videgaray.

El presidente Donald Trump hizo campaña contra el TLCAN, afirmando que sólo benefició a México. El republicano también ha amenazado con retirar a Estados Unidos del acuerdo y gravar las importaciones procedentes de México.

Trump quiere un mejor acuerdo para los trabajadores estadounidenses, pero su equipo no tiene muy claro cuál sería exactamente un mejor acuerdo.

Se espera que cualquier día el secretario de Comercio, Wilbur Ross, notifique formalmente al Congreso de los planes del gobierno para renegociar el acuerdo. Ese aviso desencadenará un período de consultas de 90 días. Después de esos 90 días, las conversaciones comerciales reales pueden comenzar. Ross dijo que espera que las negociaciones duren alrededor de un año.

Ross y otros asesores comerciales Trump han hablado sobre la revisión de algo que se llama reglas de origen.

El presidente Enrique Peña Nieto ha esbozado un plan general sobre lo que México quiere en las negociaciones. En primer lugar, protección para los mexicanos en Estados Unidos, no aranceles y nuevas disposiciones en materia de comercio electrónico y reglas de origen.

Pero los funcionarios mexicanos tampoco son muy precisos acerca de lo que quieren. Los negociadores de ambos países siguen divididos sobre cómo negociar efectivamente el acuerdo.

 

Dejar un Comentario