Compartir
Editorial “Fallamos en los penales” por Raúl Balderas

Editorial “Fallamos en los penales” por Raúl Balderas

Raúl Balderas nos presenta su editorial de este miércoles

Fallamos en los penales. 

Como en los partidos de fútbol que juega la selección nacional; la seguridad, control y programas de readaptación social en las mas de cuatrocientas prisiones que existen en el país han sido, hasta el día de hoy, un rotundo fracaso. Para nadie es desconocido que las prisiones en México lejos de procurar la readaptación social de quienes ahí purgan sus condenas, funcionan más bien como universidades del crimen.

En las últimas semanas (para no irnos tan atrás con las fugas de “El Chapo”) hemos visto claros ejemplos de lo que escribo en mi primer párrafo. Las fugas en los penales de Culiacán y Cd. Victoria. El motín en el de Cadereyta, el de Topo Chico recién iniciado el gobierno de “El Bronco”. El video que mostró la humillación y maltrato de internos en el de Apodaca, hace unas semanas, son una clara muestra de la total inoperancia del sistema penitenciario nacional.

Si en algún lugar podemos ver el ejemplo más claro de la corrupción que prácticamente ahoga a nuestra sociedad, creo que es precisamente en las prisiones del país, ya sean federales, estatales o municipales. Los sobornos para gozar de facilidades y privilegios ahí dentro, están a la orden del día. La “autoridad” (sí, entre comillas) penitenciaria se prostituye al mejor postor y los grupos de poder se disputan el control en la venta de droga y alcohol entre otras muchas cosas, prácticamente es una tierra de nadie donde predomina la ley de la selva… un submundo de horror!! La autoridad es sujetada y amagada por los líderes del crimen que ahí purgan sus condenas quienes son en realidad los que gobiernan los penales y nada se hace sin que ellos autoricen, o de lo contrario, se rompe la calma y el “orden” ahí dentro, generando matanzas, motines y protestas.

Ante toda esta asquerosidad (existente desde siempre) el gobierno es cómplice y comparsa pues desde acá afuera pareciera que nada de eso sucede ahí dentro, cuando es y ha sido del dominio público toda la vida. La Secretaría de Gobernación, de quien depende esta labor, pareciera que sus prioridades son otras, que voltea hacia otra parte y que en este rubro todo marcha perfecto, aplicándose sólo en casos de escándalo nacional como las dos fugas de “El Chapo”. El problema es grave y da la impresión que ha nadie le importa.

El claro debilitamiento del estado de derecho, la gran inseguridad que vive el país y con el enorme malestar social que prevalece, este problema social penitenciario podría ser el principio de un lamentable estallido social, que nadie deseamos… al tiempo.

@raullox

Dejar un Comentario