Compartir
Organismos luchan por los derechos de 2.4 millones de trabajadoras del hogar

Organismos luchan por los derechos de 2.4 millones de trabajadoras del hogar

Mejores sueldos, prestaciones, vacaciones, aguinaldos, son algunos de los beneficios que como trabajador tiene la mayoría de las personas, pero que en el caso de quienes se dedican al cuidado del hogar parecen muy distantes, por ello organismos nacionales e internacionales piden al presidente Enrique Peña Nieto ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un documento que otorga estos derechos a nivel mundial.

De acuerdo con Alexandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el país está bastante atrasado en este tema, pues es de los pocos países en América Latina que no ha ratificado este convenio que daría a las personas que tienen esta ocupación los derechos que les corresponden.

En México, existen 2.4 millones de trabajadoras del hogar, donde cerca del 95% son mujeres. La mayoría son pobres, indígenas o migrantes que viven en condiciones laborables indignas o bajo una situación de violencia y desprotección total.

“Lo que tenemos es una situación de esclavitud en donde la buena voluntad de las personas es lo que determina que tengan acceso al mínimo de los derechos laborables”, afirmó.

Actualmente, la Ley de Seguridad Social y la Ley Federal del Trabajo establecen las garantías de las personas que se dedican a las labores del hogar en México, sin embargo, son inequitativos con los derechos que puede tener un empleado con otra ocupación.

Por ejemplo, la Ley del Seguro Social señala en su artículo 12 que la afiliación de las trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es voluntaria y no obligatoria (a diferencia de lo que pasa con el resto de las ocupaciones), mientras que la Ley del Trabajo –en su artículo 333– específica nueve horas de descanso diario y tres horas de descanso entre actividades matutinas y vespertinas, lo que significa que una trabajadora del hogar pueda llegar a laborar hasta 12 horas diarias cuando su empleador o empleadora así lo desee.

Por ello, miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores del Hogar, de organisaciones como Hogar Justo Hogar y organismos como la OIT, ONU Mujeres, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y algunas legisladoras, hacen un llamado urgente al gobierno mexicano para que ratifique cuanto antes el Convenio 189.

De acuerdo con el Conapred, modificar estas políticas combatiría el encono social e impulsaría que una de cada 25 personas ocupadas se incorporen a la economía formal del país y contribuyan con el desarrollo económico.

LAS EXIGENCIAS

Además de que se ratifique el Convenio de la OIT, las organizaciones piden que se cree una comisión tripartita –establecida en el acuerdo– conformada por empleadores, gobierno y trabajadoras del hogar para que se establezca un plan progresivo de cumplimiento de estos derechos y que se genere un decreto, se pueda crear un régimen de incorporación para que las trabajadoras que laboran más de 40 horas a la semana se incorporen al IMSS.

“Esto permitiría abrir la puerta a un nuevo régimen para que el IMSS tenga una primera experiencia (de incorporación)” señala Haas quien señala que en esta primera etapa podrían beneficiarse el 10% de las trabajadoras del hogar, es decir, alrededor de 240 mil pesonas.

Después, se esperaría que se fuera ampliando de manera progresiva al resto de las trabajadoras del hogar para que no se vuelva una carga económica sobre el Estado, que podría resultar excesiva si las 2.4 millones de estas personas se incorporarán en un mismo momento.

“Cancillería (quien es quien tendría que ratificar el Convenio) y otras dependencias han discutido el tema y señalan como una excusa para no ratificar la insostenibilidad económica de las obligaciones de la seguridad social”, explicó Haas.

Méxcio, de acuerdo con el Índice de cobertura contributiva de los sitemas de seguridad social para estos trabajadores en América Latina de la OIT (2015), es el que ofrece peores condiciones de trabajo y tiene el menor número de empleados beneficiados.

CAMBIOS A LA LEY

Actualmente, hay 12 países de América Latina –Panamá se incorporará este año– que han ratificado el Convenio y a partir de ahí han desarrollado políticas públicas de cobertura social para los trabajadores del hogar y México, que estuvo vinculado a la elaboración de este documento no lo ha ratificado, en parte porque la misma legislación discrimina a los empleados domésticos.

Al respecto, Haas señaló que aunque los trabajadores del hogar en el país tienen derechos básico, éstos con frecuencia no son respetados, debido a que no están explícitos en la ley, por lo que urgieron a los senadores y diputados tomar las medidas pertinentes para que esto cambie.

Entre las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo que se piden están la obligación de crear un contrato por escrito con las condiciones mínimas de la relación laboral, reconocer las prestaciones de las trabajadoras del hogar, como el derecho a vacaciones, días de descanso obligatorio, aguinaldo, indemnización por despido injustificado y licencias de maternidad o paternidad.

Además, de establecer una jornada de trabajo de ocho horas diarias, con paga para tiempo extraordinario, y de obligaciones y prohibiciones de personas empleadoras; además de definir criterios para la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos para fijar el sueldo de estas trabajadoras. En tanto que en Ley del Seguro Social también se debe generar los cambios necesarios para incorporar a las trabajadoras del hogar como sujetos de aseguramiento obligatorio.

FUENTE: Expansión

Dejar un Comentario