Compartir
EDITORIAL: Mi reino por una suegra (por Eloy Garza)

EDITORIAL: Mi reino por una suegra (por Eloy Garza)

¿Pueden descarrilar la campaña presidencial del Bronco, noticias como el Cobijagate, la suegra incómoda y sus desplantes machistas? En realidad las noticias, por muy impactantes que sean ante la opinión pública, son de breve duración y se diluyen en pocos días.

Los periodicazos pueden descarrilar a un gobernante si se enfocan en una o dos temáticas en específico (inseguridad y corrupción, por ejemplo). Así, las cosas sí pueden tornar color de hormiga para el gobierno acusado.

¿Puede medirse el grado de modificación que una noticia negativa provoca en la impresión pública sobre la reputación de un gobierno? La respuesta es sí, gracias a las leyes libres de escala, que hasta ahora no se aplicada  en México.

Las redes libres de escala (o scale-free network) miden el tráfico de una nota publicada offline y online, con gran nivel de certeza, con lo que es posible fijar los alcances de su viralizacion. En otras palabras, es posible analizar cuantitativamente el nivel de desprestigio que sufre un gobernador como el Bronco. Se trata de un método usado en Estados Unidos y le ha sido de gran ayuda a la prensa libre para pegarle en la línea de flotación a ese barco torpe y rústico que se llama Donald Trump.

Si bien es cierto que una noticia es efímera y dura unos cuantos días, su acumulación en notas relacionadas con el mismo asunto, imbricadas o publicadas unas detrás de otra, crean un fenómeno de viralización, como bola de nieve.

El golpeteo a la reputación de un gobernante consiste en denunciarlo por su incapacidad para gobernar o sus abusos amparados en la impunidad que otorga el puesto público. Cuando una versión vinculada de esta idea-fuerza decrece, otra similar la sustituye en los próximos días y le infla vitalidad.

Algunos medios de comunicación conocen las redes libres de escala, y aplican la imbricación de noticias hilvanadas en una misma idea-fuerza (en este caso la “incapacidad” del gobernante o su abuso en el puesto) durante semanas, meses e incluso años.

¿Cuál es el secreto para que funcione la reiteración del golpeteo mediático? La prensa se vale de otro principio: cuando el 10% de la población tiene una creencia firme, es probable que otro 90% de esa misma población la adopte más pronto que tarde. La suerte del Bronco está en veremos.

Dejar un Comentario