Compartir
¿Es malo tomar antibióticos para evitar el acné?

¿Es malo tomar antibióticos para evitar el acné?

El acné es uno de los más frustrantes acontecimientos de nuestra adolescencia, especialmente si uno invierte en buscar un tratamiento. Hoy en día existen más opciones para combatir el padecimiento, y esto incluye a los antibióticos.

Además del cebo y células muertas excesivas, ciertas bacterias pueden provocar el acné, metiéndose en poros saturados y multiplicándose provocando inflamación y enrojecimiento.

Entre los antibióticos más comunes para tratar el acné se encuentran la minociclina y la doxiciclina, las cuales se utilizan para combatir ciertos tipos inflamatorios de acné, protuberancias rojas, pústulas, y quistes.

Sin embargo, estos antibióticos solo son recetados para un tratamiento corto de unos tres meses, pues el cuerpo puede desarrollar una resistencia al medicamento. Después del tratamiento, si el acné comienza a desaparecer, se tendrá que continuar con un tratamiento tópico.

¿Cómo saber cuándo uno necesita antibióticos?

Si los problemas con el acné van más allá de puntos negros o barros en la piel, es momento de consultar a un dermatólogo antes de tomar una medida o medicación.

Tratamientos con antibióticos no son para todos los que padecen de acné. Mujeres embarazadas o lactantes no deben usarlos, pues estos medicamentos pueden también traer efectos secundarios como sensibilidad a la luz del sol y reflujo.

Consulten sus opciones con un médico antes de tomar una decisión drástica y opten por un tratamiento que se ajuste a sus necesidades y preferencias.

Con información de Debate.com

Dejar un Comentario