Compartir
Columna: Quinto Sol

Columna: Quinto Sol

La omisión de PEMEX

La falta de sensibilidad en PEMEX es una constante dolorosa en situaciones de desastre, así lo demuestran los hechos en Salina Cruz, Oaxaca, primero con la explosión de la refinería y ahora con el reporte parcial de los daños sufridos por la infraestructura petrolera después del temblor.

José Antonio González Anaya, titular de PEMEX encargado de Salina Cruz por parte del gobierno federal para atender la contingencia tras el sismo, se ha tomado muy buenas fotos pero el reporte está incompleto.

Resulta que varios ductos están dañados y con severas fugas de combustible en las aguas que rodean el puerto de Salina Cruz, el tema está a punto de explotar ante la opinión pública, anote una rayita más a PEMEX.

Opacidad en Salud

Celosamente son cuidados los datos en la Comisión Nacional de Protección Social en Salud mejor conocida como Seguro Popular.

Resulta un galimatías la consulta de datos sobre los presupuestos asignados a las Entidades Federativas, así como el pago a proveedores públicos y privados de servicios especializados de atención.

El diablo está en el detalle, será el motivo por el cual se reservan con sigilo los datos de este importante programa de carácter social.

Buitres al acecho

El anuncio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre el monto del seguro catastrófico para la reconstrucción en Chiapas y Oaxaca por la devastación del sismo, ha despertado el  feroz apetito de los buitres encargados de ejecutar esos recursos.

Los gobiernos de Chiapas y Oaxaca ya esperan con ansias esos recursos, por eso han posicionado a sus más experimentados buitres para ejecutar el recurso extraordinario del seguro catastrófico.

El número 1 y 2 de la mayor pobreza en México, pero con los ex gobernadores más ricos del país, se preparan para sacarle jugo a estos recursos.

Dejar un Comentario