Compartir
EEUU: así ve el mundo Donald Trump, según 6 frases de su primer discurso ante Naciones Unidas

EEUU: así ve el mundo Donald Trump, según 6 frases de su primer discurso ante Naciones Unidas

En una suerte de presentación formal ante el mundo como presidente de Estados Unidos, Donald Trump fue Donald Trump: amenazó con “destruir totalmente” a Corea del Norte y vituperó a gobiernos que considera inaceptables en el globo, incluido uno de América Latina.

“Si los muchos justos no confrontan a los pocos malvados, entonces triunfará el mal”, sostuvo Trump en su aguardado primer discurso este martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Sus palabras frente a decenas de jefes de Estado bien pueden servir como una guía para descifrar cómo ve el mundo el magnate inmobiliario de 71 años, que asumió la presidencia de EE.UU. en enero.

El discurso de 42 minutos incluyó desde advertencias sobre los riesgos que percibe en el planeta hasta pasajes apartados del lenguaje diplomático, como cuando calificó de “hombre cohete” al líder norcoreano o dijo que algunas partes del planeta “se están yendo al infierno”.

A continuación, 6 frases reveladoras de Trump en la cita anual de la ONU:

1. “Nos encontramos en un momento de inmensa promesa y gran peligro”

La frase resume la forma en que el presidente de EE.UU. encara el escenario internacional, como un espacio que ofrece oportunidades pero está plagado de riesgos.

De hecho, su discurso se enfocó mucho más en destacar los peligros, que atribuyó más a la acción de ciertos gobiernos que a problemas globales como el cambio climático, un asunto que evitó mencionar.

Image copyrightGETTY IMAGESAsamblea General de la ONU en Nueva York
Image captionEn la Asamblea General de la ONU, Trump dijo que hay varios peligros en el mundo.

“El flagelo de nuestro planeta hoy es un pequeño grupo de regímenes paria que violan todos los principios en que se basan las Naciones Unidas”, dijo.

Criticó a los gobiernos de Corea del Norte, Venezuela, Cuba e Irán, pero evitó hacerlo con Rusia, un país que según los servicios de inteligencia de EE.UU. interfirió en las elecciones que Trump ganó en noviembre.

2. “Estados Unidos tiene gran fuerza y paciencia, pero si se ve obligado a defenderse o a defender a sus aliados, no habrá otra opción que la total destrucción de Corea del Norte”.

Esta frase es una de las más impactantes del discurso de Trump, por tratarse del comandante en jefe de la mayor potencia militar del planeta hablando en un foro de la ONU sobre la posibilidad de aniquilar otra nación.

Las palabras demuestran la creciente frustración de Trump por los ensayos nucleares y con misiles realizados recientemente por Corea del Norte, pese a las sanciones que le impuso el Consejo de Seguridad de la ONU.

Trump ya había advertido en agosto que respondería con “fuego y furia” si Corea del Norte volvía a amenazar a EE.UU. y, tras su discurso de este martes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca recordó algo que el expresidente Barack Obama dijo el año pasado: “Podríamos, obviamente, destruir a Corea del Norte con nuestros arsenales”.

Image copyrightREUTERSKim Jong-un en un desfile militar.
Image captionTrump ha calificado al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, de “hombre cohete”.

Pero Obama dijo eso para descartar tal posibilidad, advirtiendo que “aparte de los costos humanitarios de eso”, al lado de Corea del Norte hay un aliado vital de EE.UU. como Corea del Sur.

Trump, en cambio, indicó al mundo que acabar con Corea del Norte (y no solo con su gobierno) es una posibilidad sobre la mesa.

Y lo hizo en un discurso pulido y revisado, sin posibilidades de preguntarse si se salió del libreto como muchos hicieron cuando habló de “fuego y furia”.

3. “Estamos preparados a tomar nuevas medidas si el gobierno de Venezuela persiste en su camino para imponer un gobierno autoritario al pueblo venezolano”

Trump también tuvo palabras duras para el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, al que calificó de “dictadura socialista”.

Definió que su “objetivo es es ayudarles a recuperar su libertad” y “restaurar la democracia”.

Sin embargo, no explicó cómo piensa proceder.

EE.UU. ha establecido sanciones contra el gobierno de Maduro y el propio Trump dijo en el pasado que no descartaba la opción militar en Venezuela, un comentario que fue rechazado en la región y que no reiteró en la ONU.

Image copyrightREUTERSMaduro en la Asamblea Constituyente.
Image captionTrump dijo que el gobierno venezolano de Nicolás Maduro es una “dictadura socialista”

En la víspera de su discurso, Trump pareció priorizar una respuesta regional a la situación venezolana durante una cena que mantuvo con los presidentes de Brasil (Michel Temer), Colombia (Juan Manuel Santos) y Panamá (Juan Carlos Varela), así como con la vicepresidenta argentina Gabriela Michetti.

“El grupo discutió la importancia de trabajar juntos para restaurar la democracia en Venezuela”, indicó un comunicado de la Casa Blanca.

Las palabras de Trump en la ONU fueron rechazadas por el gobierno venezolano.

“Es la primera vez que (Trump) viene a la ONU y en vez de hablar de la paz en la casa de la paz (…) no hizo más que promover acciones guerreristas, promover la destrucción de determinados países y hablar y señalar a nuestra democracia”, dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza, a la prensa en Nueva York.

. “Estados Unidos se ha opuesto al régimen corrupto y desestabilizador de Cuba”

Esta frase evidencia el enfriamiento de las relaciones entre Washington y La Habana durante la presidencia de Trump, después que su antecesor Obama normalizara el vínculo diplomático para acabar con más de medio siglo de hostilidades.

Trump reiteró que su gobierno no levantará las sanciones a Cuba hasta que el gobierno “haga reformas fundamentales”.

Pero hasta ahora Trump ha evitado anular por completo las relaciones diplomáticas con la isla y la pregunta es si llegará a ese extremo.

La situación se ha vuelto más compleja aún por los problemas de salud que padecieron una veintena de diplomáticos estadounidenses en Cuba, que Washington sospecha que se deben a un ataque sónico.

El gobierno cubano ha negado cualquier vinculación con el incidente.

Pero el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, calificó el tema como “muy grave” y dijo el domingo que evalúa la posibilidad de cerrar la embajada de Washington en La Habana.

Image copyrightREUTERSFachada de la embajada de EE.UU. en La Habana, Cuba, junio 19, 2017
Image captionWashington ha dicho que analiza la posibilidad de cerrar su embajada en Cuba.

En la ONU, Trump volvió a agitar las diferencias ideológicas que hicieron a ambos países enemigos por décadas: “Desde la Unión Soviética hasta Cuba o Venezuela, donde se ha adoptado el verdadero socialismo o comunismo, ha producido angustia, devastación y fracaso”.

5. “El acuerdo con Irán fue una de las transacciones más negativas y unilaterales que Estados Unidos hizo jamás”

En su arremetida verbal contra Irán en la ONU, Trump criticó el pacto negociado con ese país por Obama y otras naciones para limitar el programa nuclear de Teherán a cambio de levantarle sanciones.

Hasta ahora, al igual que ocurre con Cuba, Trump ha evitado cancelar ese acuerdo. De hecho certificó en dos ocasiones que Irán estaba cumpliendo con sus compromisos.

Sin embargo, tiene que volver a hacerlo antes del 15 de octubre y su discurso ante la ONU sugiere que estaría dispuesto a actuar de otra forma esta vez.

“Francamente, ese trato es una vergüenza para Estados unidos, y no creo que hayan oído lo último, créanme”, dijo Trump.

El presidente iraní, Hassan Rohuani, ha afirmado que EE.UU. pagaría “un precio muy alto” por retirarse del pacto. Y el mandatario francés, Emmanuel Macron, dijo a la Asamblea general de la ONU que renunciar al pacto “sería un gran error”.

Image copyrightEPAEl presidente de Irán, Hassan Rouhani (derecha), inauguran una bomba de condensado de alta temperatura durante la ceremonia que marca el decimoprimer aniversario del Día Nacional de la Tecnología Nuclear de Irán, el 9 de abril de 2017.
Image captionTrump debe decidir si certifica que Irán cumple con el acuerdo nuclear alcanzado en 2015.

En cambio, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, apoyó las palabras de Trump en la ONU.

6. “Siempre pondré a Estados Unidos en primer lugar, al igual que ustedes, como líderes de sus países siempre van, y siempre deberían, poner a sus países primero”

Esta frase evocó el tono nacionalista que Trump esgrimió en su campaña electoral, con su promesa de ubicar a EE.UU. como prioridad número uno en sus decisiones.

Esto refleja la idea de Trump de que su país hizo sacrificios a veces excesivos como superpotencia global, que perjudicaron a su pueblo para favorecer a otros, y es necesario cambiar eso en cuestiones como la seguridad, el comercio o la migración.

“Estados Unidos será siempre un gran amigo del mundo, y especialmente de sus aliados. Pero no podemos seguir siendo aprovechados, o entrar en acuerdos desequilibrados donde Estados Unidos no tiene nada a cambio”, dijo.

También repitió una y otra vez en su discurso la noción de que los países deben preservar su soberanía.

Sin embargo, por estar hablando en el foro multilateral por excelencia, Trump buscó un equilibrio difícil entre esa idea de “Estados Unidos primero” y el reclamo de cooperación internacional en temas que le interesan.

“Así como pretendían los fundadores de este organismo, debemos trabajar y confrontar juntos a aquellos que nos amenazan con el caos, la confusión y el terror”, sostuvo.

El tiempo mostrará a cuántos líderes logró convencer realmente. Por lo pronto, ha recogido aplausos de algunos y críticas de otros.

FUENTE: grupoh.mx

Dejar un Comentario