Compartir
Mexicanos llevan al mundo el método más eficiente para detectar cáncer de mama

Mexicanos llevan al mundo el método más eficiente para detectar cáncer de mama

Hace cinco años Julián Ríos se hizo la promesa de encontrar un método para que las mujeres detectaran el cáncer de mama desde una etapa temprana para que ninguna otra mujer sufriera a causa de un mal diagnóstico como el que tuvo su madre. Ahora, este emprendedor de 18 años, está a punto de salvar la vida de millones de mujeres no sólo en México sino también en otros continentes.

En 2015, Ríos y su equipo -conformado inicialmente por José Antonio Torres y José Ángel Lavariega- fundó Higia Technologies, una startup encargada del desarrollo de Eva, un wearable (dispositivo vestible) que detecta el cáncer de mama gracias a las variaciones de temperatura en el seno de la mujer. Eva se adhiere al pecho y al sostén para buscar anomalías mediante sus biosensores, lo cual puede monitorearse a través de un smartphone conectado vía bluetooth.

Para finales de octubre, mes en el que se promueve la lucha contra el cáncer de mama, Higia Technologies habrá atendido a 1,500 pacientes con ayuda de instituciones públicas y privadas, entre las que destacan varias asociaciones de cáncer de mama, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Axa Seguros que le permitirán hacer pruebas oncológicas.

A partir de ahora, las interesadas en probar este método pueden inscribirse en su página web y adquirir este dispositivo que tendrá un costo de introducción de 120 dólares. Por el momento, sólo habrá una oferta de 5,000 unidades, informó Julián Ríos, durante la presentación de una nueva versión de Eva.

En enero de 2018, Eva será distribuida fuera de México gracias a una alianza de Higia Technologies y llegará a España, Colombia, China y Estados Unidos. “Se tratará de una de las investigaciones de cáncer de mama más grande del mundo”, dijo el joven emprendedor.

La ciencia detrás de Eva

Eva surgió con el objetivo de dar vida a las mujeres de 20 a 70 años, aseguró Ríos, sobre todo a las menores de 40 años que no son candidatas a realizarse una mastografía. Asimismo, busca ser una opción más eficaz y menos invasiva para detectar el cáncer de mama que otros métodos tradicionales como la termografía, el ultrasonido, la mamografía y la auto-exploración.

Los algoritmos de inteligencia artificial permiten que Eva analice en la nube los datos de la usuaria -que obtiene a través de biosensores- y los compare con patrones de mujeres que han sufrido cáncer de mama. Al ser un método de monitoreo constante, que se usa una vez a la semana durante 90 minutos, “esto te da una película, más allá de imágenes”, resaltó Ríos, lo cual lo hace más certero que un ultrasonido o una mamografía.

Vista de Eva en copa de sostén/ Foto: Cortesía Higia Technologies

Sin embargo, aclaró el emprendedor, para tener un diagnóstico final es necesario acudir a un médico, pues Eva es sólo una evaluación de riesgo que previene lo que ocurre comúnmente en México: que una mujer acude al especialista cuando ya tiene una enfermedad de 8 a 12 meses de avance.

Si Eva detectara alguna anomalía en la usuaria, existe la posibilidad de contactarse con un médico especialista las 24 horas del día desde la app móvil en la que se hace el monitoreo.

La nueva versión del dispositivo combina diseño industrial con ingeniería para hacer la experiencia del usuario más agradable, pues no es perceptible cuando está en uso, incluso con ropa liviana.

El próximo 19 de octubre, día en el que se conmemora la lucha contra el cáncer de mama, Julián Ríos y su equipo lanzará una campaña de concientización en su ciudad natal, Monterrey, Nuevo León, para que más personas conozcan Eva.

FUENTE: entrepreneur.com

Dejar un Comentario