Compartir

Imco busca establecer ISR cero a trabajadores que generen menos de $10,298 pesos

FILE PHOTO: A man keeps Mexican pesos inside a safe in Mexico City, Mexico on August 3, 2017. REUTERS/Edgard Garrido/File Photo

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) propone que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) se elimine para las personas formales que perciben ingresos menores de 10,298 pesos mensuales.

“Es una reforma fiscal en la que se propone reducir el ISR a la mayoría de los trabajadores asalariados que hay en el país y con ello fortalecer las vías de entrada a la formalidad”, expuso en conferencia de prensa, Ana Martínez, consultora del Imco.

Actualmente, un trabajador formal promedio gana 9,500 pesos mensuales y paga 10% de su salario del ISR, por lo que se propone una tasa cero, expuso.

“Una persona que gana 10,298.35 pesos paga una cuota fija de ISR de 786.54 pesos mensuales, lo cual es un impacto para su bolsillo. Buscamos que se elimine la tasa del ISR y cuota fija para los primeros cinco rangos de ingreso menor a 10,298.35 pesos”, afirmó.

Esto implicaría un mayor dinamismo del consumo y de la economía, ya que el asalariado podría consumir más o ahorrar más, abundó.

Martínez indicó que esto no implicaría una carga fiscal adicional a ningún otro contribuyente, ni modificaciones al esquema de subsidio al empleo.

Con esta propuesta, 15.5 millones de trabajadores serían beneficiados, lo que representa 74% del total de los asalariados inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Además, destacó que con esta propuesta, se reduciría la informalidad de 56 a 25%, lo cual sería un impulso significativo para el país.

IMPACTO AL ERARIO PÚBLICO

Para el erario público, Martínez expuso que significaría dejar de recaudar 73,900 millones de pesos al año, monto que representa 11.5% de lo que se obtienen en ingresos del ISR y 2.7% de los ingresos totales en materia tributaria.

“Esto no es tan malo, porque en el 2015 y el 2016 el gobierno federal presentó excedentes en la recaudación del ISR por 177,000 millones de pesos, con lo que la caída en recaudación con esta propuesta se podría cubrir sin afectar el presupuesto de ingresos tributarios”, acotó.

Con respecto a cómo percibirían este cambio las empresas, refirió que ellas no pueden reducir el salario de los trabajadores que ya están contratados.

Para llevar a cabo dicha propuesta sólo se requiere modificar las tablas de tarifas mensuales y anuales de los artículos 96 y 152 de la Ley del ISR.

Señaló que desde el 2016, 14 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos como Canadá, Bélgica, Francia, Portugal e Israel redujeron los impuestos a los trabajadores con menores ingresos, “es decir, están tratando de mejorar la equidad de sus sistemas fiscales.

El Imco tenía contemplado entregar esta propuesta el 20 de septiembre, pero por el sismo pospusieron la entrega al Congreso del Unión.

Contemplan entregar esta propuesta antes de que se apruebe la Ley de Ingresos del 2018 y de no entrar, la propuesta se entregará para el próximo año a los candidatos presidenciables.

SERVIRÍA PARA MEJORAR LA PENSIÓN

Manuel Molano, director adjunto del Imco comentó que parte de lo que el trabajador obtenga por ya no pagar el ISR, una parte se podría destinar a la cuenta de afore de los trabajadores para mejorar su pensión.

“Los mexicanos no estamos ahorrando lo suficiente para el retiro (…) si reducimos el ISR, nos abre un espacio para prevenir una crisis pensionaria para los que empezaron a cotizar a partir de 1997”, afirmó.

Actualmente, las aportaciones para el retiro que realizan los trabajadores que cotizan al IMSS es de 6.5%, lo cual les dará una pensión menor de 30% de su último salario.

“Al reducir el pago del ISR del trabajador, es posible aprovechar parte de este ingreso para duplicar las contribuciones que hace el trabajador a su pensión, pasando de 1.125 a 2.25 por ciento”.

Para este caso, se requeriría cambiar cuotas de trabajadores a ramos de cesantía en edad avanzada y vejez en el artículo 168, inciso II de la Ley del Seguro Social.

NO INTERFIERE EN RECONSTRUCCIÓN POR SISMOS

Los integrantes del Imco aseguraron que con dicha propuesta, el gobierno no tendrá problemas para continuar con el proceso de reconstrucción de zonas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre.

El hecho de regresar este dinero a los trabajadores implica dinamizar la economía a su alrededor, lo cual ayuda en que, a pesar de la austeridad del gasto público, se pueda mantener el dinamismo de la economía, indicó Martínez.

Por otra parte, Juan Pardinas, director general del Imco, mencionó que también se debe actualizar las tasas del ISR de acuerdo con la inflación, pues desde el 2008 no se realiza y ello afecta el poder adquisitivo de los trabajadores.

“La propuesta que hoy ponemos sobre la mesa es la más revolucionaria, trascendente y con mayor impacto en la vida del país que ha hecho el Imco desde su creación (2004). Es un cambio potencial para la estructura de México”, añadió.

Es una reforma fiscal para abrir y fortalecer las vías de entrada hacia la economía formal, concluyó.

FUENTE: eleconomista.com.mx

Dejar un Comentario