Compartir
Los personajes más despiadados de la historia del hombre

Los personajes más despiadados de la historia del hombre

Monarcas o líderes sanguinarios ya fuese por su crueldad o locura natas, han sido el punto central de la fascinación y de la controversia desde que la humanidad posee gobernantes. La combinación lo divino, el poder absoluto y la falta de contacto con la realidad cotidiana hacen que la idea de un rey o una reina de este calibre sea tan fascinante como aterrador. Aunque no está claro si los personajes mencionados a continuación sufrieron enfermedades mentales como se definen en los estándares actuales, sus vidas estuvieron marcadas por una reputación que los convierte en los líderes más despiadados de la Historia.

Hombres y mujeres que emplearon tácticas inhumanas para lograr el cumplimiento de sus agendas políticas y militares.

Entre los personajes que descubriremos encontraremos a: Calígula, emperador de Roma (A.D. 12-41) y a su inseparable caballo Incitatus, al tirano Falaris (S.VI a.C.), a Nerón, último emperador de la dinastía Julio-Claudia, a Atila, el Rey de los Hunos, a Yang Guang o Gengis Kan, el príncipe y conquistador mongol que logró fundar el primer Imperio Mongol, a Ludwig o Luis II de Baviera y Otto de Baviera -ninguno de los dos muy cabal-, a Iván IV el Terrible o María I de Inglaterra (apodada ‘Bloody Mary’), y algunos más cercanos en nuestro tiempo como Iósif Stalin -que transformó a la URSS en una superpotencia mundial a la vez que se convertía en uno de los mayores tiranos de la historia, Francisco FrancoAdolf Hitler -con otro de los lugares destacados en esta lista-, Benito Mussolini o Augusto Pinochet.

En la ficción, los reyes y las reinas que sucumben a la locura siempre resultan llamativos. En la realidad, ya hemos comprobado que no tanto. No es tranquilizador pensar que una gran parte del mundo está controlada por alguien irracional e inestable. Y, por desgracia, la historia está repleta de ejemplos de líderes que trajeron la miseria a su pueblo con su crueldad, sus malas habilidades de gobierno, su falta de sentido de la realidad o sus acciones desconcertantes.

He aquí una muestra de esa locura que cambió el curso de muchos acontecimientos mundiales.

Dejar un Comentario