Compartir

Letizia baila hip hop en la Cumbre Mundial contra el Cáncer, CDMX

 

bailó anoche durante la cena de la Cumbre Mundial de Líderes Contra el Cáncer 2017 celebrada en México. Un encuentro en el que el duelo de estilo entre nuestra Reina y Angélica Rivera (primera dama mexicana) fue uno de los grandes protagonistas, pero no el único. Divertida, bailonga y desinhibida, la esposa de Felipe VI aprovechó su noche de ‘rodríguez’ para eclipsar a todos con una faceta de su personalidad que saca poco a pasear y que nos dejó a todos (presentes y espectadores) con la boca abierta. Las fotos hablan por sí solas. Fieles a la verdad, todo hay que decirlo, hemos podido ver el vídeo de la actuación y tampoco es que la Reina se marcase anoche el baile de Uma Thurman en ‘Pulp Fiction’, pero aun así cuesta ver a la Reina con esta actitud en actos públicos. Como mucho hemos accedido a alguna imagen de este tipo en un concierto al que Letizia acudía de manera extraoficial, esto es, fuera de su agenda.

Regia, de riguroso negro enfundada en un rescatado (pero muy favorecedor) Varela y estrechando con fuerza la mano a todos los que debía saludar llegó la Reina al Club de los Banqueros de Ciudad de México. Una noche en la que en palabras de nuestra experta Núria Tiburcio, Letizia “sacó la artillería pesada” y no solo la de su fondo de armario.

Letizia se anima durante la actuación de Taboo. (Vanitatis)
Letizia se anima durante la actuación de Taboo. (Vanitatis)

Aunque durante toda la cena, presidida por Peña Nieto y su bellísima mujer, la Reina se mostró en su línea (seria, formal, en definitiva, correcta), lo cierto es que la sorpresa de final de fiesta no fue tanto la actuación de Taboo Nawasha, de The Black Eyed Peas, sino su actitud. Fue como si un telón cayera y nos dejara ver dentro de la Reina.

La Reina se arranca a bailar con Taboo ante la estupefacta mirada del matrimonio presidencial de México. (Vanitatis)
La Reina se arranca a bailar con Taboo ante la estupefacta mirada del matrimonio presidencial de México. (Vanitatis)

Su cara se iluminó, se puso de pie y dando palmas se arrancó a bailarante la atenta mirada de sus anfitriones que enseguida hicieron lo propio para disfrutar junto a ella de la divertida actuación en la que el cantante llegó a subirse a una mesa antes de comprobar la marcha de nuestra Reina y acercarse a cantar y bailar junto a ella en la mesa presidencial. Sí, sí, como leen.

Al final de la actuación, Letizia incluso le agradeció el maravilloso rato que le hizo pasar y que sin duda recordará durante mucho tiempo (ya nos encargamos nosotros de eso).

Letizia saluda a Taboo y le agradece lo bien que se lo ha pasado. (Vanitatis)
Letizia saluda a Taboo y le agradece lo bien que se lo ha pasado. (Vanitatis)

De hecho, el propio Taboo quedó tan fascinado con la personalidad de la Reina que le pidió que se hicieran una foto que más tarde él mismo compartió a través de su Instagram Stories.

Foto de Taboo y la reina Letizia compartida por el cantante en sus redes sociales. (Redes)
Foto de Taboo y la reina Letizia compartida por el cantante en sus redes sociales. (Redes)

La extraordinaria relación entre la primera dama azteca y nuestra Reina es incuestionable. Letizia estaba a gusto y divertida, como si nadie fuera a fotografiarla en esta actitud y nos encanta. Ojalá volvamos a verla pronto así, quién sabe si en nuestro Palacio Real.

FUENTE: mx.hola.com, elmundo.es

Dejar un Comentario