Compartir

Con nuevo salario se recupera 21% poder adquisitivo, asegura EPN

Con la aprobación del nuevo salario mínimo ubicado ahora en 88.36 pesos diarios, la recuperación adquisitiva en términos reales alcanzó ya el 21 por ciento y 45 por ciento en términos nominales “que no había ocurrido en 30 años”, lo que significa, consideró el presidente, Enrique Peña Nieto, que en paralelo con las cifras de generación de 3.3 millones de empleos en este sexenio, hay una transformación importante en el mercado laboral.

Al encabezar en la residencia oficial de Los Pinos la firma del convenio para “Fortalecimiento del Empleo”, con la presencia de organizaciones patronales y sindicales, Peña Nieto destacó que la recuperación del poder adquisitivo en este sexenio supera lo que se realizó en los últimos 18 años con las tres administraciones anteriores.

Destacó que lograr una retribución salarial cada vez más justa se ha podido realizar en un entorno de estabilidad macro económica y una inflación controlada. Recordó que al inicio de su administración, el salario mínimo en México era de 60 pesos, el cual se ha ido mejorando paulatinamente y entre 2017 y 2018 pasará de 80.04 a 88.36 pesos, lo cual “no se trata de un ajuste menor.”

Al mismo tiempo dijo que esta evolución hacia salarios mas dignos se da en un contexto de expansión en la generación de puestos laborales al alcanzar la cifra “histórica” de 3 millones 300 mil empleos en este sexenio y auguró que al término de su administración se podrían rebasar los 4 millones de empleos.

Peña Nieto atribuyó a 5 factores centrales que han coadyuvado en transformar al mercado laboral en México, entre los que destacó la estabilidad macroeconómica en México pues como ha evidenciado la propia experiencia mexicana, los desequilibrios macroeconómicos impactan negativamente al salario y el empleo.

En este contexto, hizo un reconocimiento al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens en lo que, dijo Peña Nieto, sería el último acto en que coincidirán en ese carácter.

Mencionó además la importancia de la captación de la inversión extranjera directa que asciende ya a 156 mil millones de dólares, además de la inversión nacional que ha sumado ya 3 milllones de millones de pesos.

Otros factores adicionales que han contribuido son: las reformas estructurales que generaron mayor apertura y competitividad ; mayores inversiones en infraestructura de comunicaciones, transportes y servicios públicos, así como políticas públicas orientadas a la formalización de empleos.

La informalidad laboral, enfatizó el presidente , opera en contra de las condiciones dignas de trabajo y de sus remuneraciones, convirtiéndose en el principal obstáculo para el crecimiento económico.

En su oportunidad, el titular del IMSS, Mikel Arriola destacó que las diversas políticas instrumentadas en el sexenio en materia laboral han permitido que la reducción de la tasa de informalidad en México en 2.3 puntos porcentuales al pasar de 59.4 por ciento a 57.1 por ciento. Explicó que la generación de empleos en este sexenio ha sido superior en casi 88 por ciento que la última administración, mencionando que la tasa anual de crecimiento del empleo ha sido 4.4 por ciento.

FUENTE: vanguardia.com.mx

Dejar un Comentario