Compartir
Protestas en contra del acoso sexual protagonizaron la noche de los Globos de Oro

Protestas en contra del acoso sexual protagonizaron la noche de los Globos de Oro

La edición 75 de los Globos de Oro fue diferente desde la llegada de las actrices y actores a la alfombra roja. Ellas decidieron vestir de negro para manifestarse en contra del acoso sexual, abuso de poder, racismo, desigualdad, entre otras causas.

Con la finalidad de hacer visible esta problemática, las celebridades, de la mano de activistas, desfilaron por la alfombra explicando por qué es importante el movimiento #MeToo y la iniciativa Time’s Up, cuyo objetivo es crear un fondo para dar apoyo legal subsidiado a mujeres y hombres que han sido sexualmente hostigados, agredidos o abusados en su lugar de trabajo.

La mayoría de los discursos estuvieron enfocados en esta situación que por décadas ha dominado no sólo a la industria cinematográfica, si no a otras industrias en todo el mundo.

La primera en hablar fue Debra Messing. Durante una entrevista en la alfombra, para el canal E!, la actriz manifestó que una de las razones para vestir de negro estaba ligada a ese canal de televisión. “Me quedé en shock al saber que E! no cree en pagar lo mismo a sus presentadoras femeninas que a los masculinos. Extraño a Catt Sadler. Estamos con ella y eso es algo que deberíamos cambiar mañana. Queremos que la gente empiece a tener esta conversación en la que se considere a las mujeres igual de valiosas que los hombres”.

Por su parte, Nicole Kidman, quien ganó el premio a mejor actriz en una miniserie, afirmó: “Este personaje que hice representa algo que es el centro de nuestra conversación en este momento: el abuso. Creo y espero que podamos provocar cambios a través de las historias que contamos y la forma en que las contamos”.

Llegó el turno de Elizabeth Moss, ganadora en la categoría de mejor actriz en una serie de drama. “Ya no vivimos en los espacios en blanco de la página. Ya no vivimos entre los huecos entre las historias. Nosotros somos la historia impresa y estamos escribiendo la historia nosotras mismas”, dijo la protagonista de The Handmaid’s Tale.

Laura Dern, galardonada como mejor actriz de reparto en una miniserie, se dirigió a los asistentes para dar un fuerte y claro mensaje: “A muchas nos enseñan a callar. Existe una cultura del silencio. Vamos a enseñar a nuestros hijos que hablar sin temor a represalias tiene que ser nuestra nueva guía”

Uno de los momentos más emotivos de la noche fue el discurso de Oprah Winfreyal recibir el premio Cecil B. Demille. La conductora, productora, empresaria y actriz no dudó en dejar claro que las cosas deben cambiar: “He entrevistado a muchas personas que han pasado por algunas de las cosas más feas que le pueden pasar a alguien, pero la única cualidad que compartían todos ellos es la habilidad para conservar la esperanza por un mañana más brillante incluso durante las noches más oscuras. Por eso, quiero decirles a todas las niñas que están viendo ahora, que sepan que un nuevo día está en el horizonte. Y que cuando ese día finalmente amanezca, será gracias a un montón de mujeres magníficas, muchas de las cuales están aquí en esta sala, y muchos hombres fenomenales, que luchan para poderse convertir en los líderes que nos llevarán mañana a ese momento en el que nadie tenga que decir “Me too” otra vez.”

Dejar un Comentario