Compartir
EDITORIAL: ¿No merece este México un Mujica?

EDITORIAL: ¿No merece este México un Mujica?

Si le fuese posible, amiga, amigo… vea en Wikipedia… o busque alguno de los libros de memorias de José Mujica, el mejor presidente latinoamericano del siglo XXI… y posiblemente también frente al Siglo XX.
¿No merecemos uno así?
¿Por qué carajos tengo que votar por el menos peor?… ¿No tengo en la carrera presidencial a uno que sea el mejor?
Mujica peleó en su juventud en la guerrilla rebelde… aquella guerrilla que repartía panfletos pero no mataba… esa guerrilla que se juntaba en los sótanos a fumar y a decidir el rumbo de un país que debía pensar en los pobres.
Pero sobre todo, Mujica fue a la cárcel…
La cárcel suele forjar el carácter de los hombres, cuando la cárcel es por motivos políticos… la persecución cambia el corazón y fortalece el alma… te hace invencible.
Mujica se hizo grande, y optó por la lucha política de las ideas.
Más de 70 años encima tenía cuando llegó a la Presidencia de la República.
No hay en sus discursos descalificaciones falsas ni guerra sucia… no hay mentiras para denostar al enemigo… hay un mensaje de grandeza, de sensibilidad y sencillez.
Ni siquiera prometió acabar con los ladrones y perseguir a los corruptos.
En vez de ello fue honrado a carta cabal.
La honestidad no consiste en perseguir al antecesor… ni en crear contralorías… consiste en ejercerla.
Ser honesto hasta la médula, y actuar siempre en consecuencia de lo que se predica. El Volkswagen era solamente un mensaje, uno de los tantos, porque el principal fue dar ejemplo; su honradez arrastró al resto.
No… Mujica no se rodeó de bandidos a los que cubrió con su mágico manto para convertirlos en seres de luz angelical… se rodeó de gente que creía en lo mismo desde siempre.
Fue un gran Presidente al que a la distancia todos llegamos a darle admiración y respeto.
Leo… vuelvo a leer, escucho y vuelvo a escuchar.
En medio de toda esta vorágine de mensajes llenos de lodo, de porquería… en medio de este pantano de la política electoral mexicana, me pregunto y vuelvo a preguntar.
¿Por qué carajos tengo que votar por el menos peor?
¿No merezco un Mujica?
¿No merece México un Mujica?

Dejar un Comentario