Compartir

SHCP cobra menos por gasolinas, sin embargo no detiene su aumento

Los precios para los consumidores de la gasolina Magna y del diesel aumentaron 6.3 y 6.1% respectivamente en un mes, con lo que se incrementaron en 1 peso promedio por litro, mientras que los de la gasolina Premium aumentaron 5.1%, pero subieron 90 centavos por litro del 1 de enero al 5 de febrero de este año, derivado del alza en los precios internacionales de los combustibles y a pesar de que en comparación con diciembre del año pasado tuvieron una menor carga impositiva.

A inicios del año, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) estimó que con un aumento de 6.74% del IEPS los precios se elevarían por debajo de la observación, con un alza entre 56 y 70 centavos por litro.

Sin embargo, no fueron los impuestos, sino que estos incrementos en los precios de las gasolinas fueron causados por los aumentos en los precios de referencia de Estados Unidos que toma Petróleos Mexicanos (Pemex) para determinar el componente en la fórmula que corresponde a las ventas al mayoreo o de primera mano. Con estos incrementos que llegan cada invierno en mercados abiertos como el vecino del norte, ni siquiera una menor carga impositiva ha logrado frenar las alzas para los combustibles nacionales.

Según la Administración de Información Energética, el precio de la gasolina regular con menos de 92 octanos —equivalente a la Magna utilizada por 85% de los vehículos— pasó de 2.24 a 2.37 dólares por galón entre el 1 de enero y el 5 de febrero de este año, lo que implica un incremento de 5.8% en el componente que representa 51% del precio final al consumidor.

INTERVENCIÓN DE HACIENDA

Ante este incremento, la Secretaría de Hacienda intervino con la disminución del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) que cobra directamente a los automovilistas. Con ello, el estímulo fiscal (monto que Hacienda renuncia a cobrar al consumidor) a la Magna fue de 2.35 pesos por litro (53.7% más que en diciembre); para la Premium de 1.16 pesos por litro (534% más que en diciembre), y para el diesel de 2.8 pesos por litro (46% más que en diciembre).

Así, el IEPS estimado para enero, que para las finanzas públicas tendría aumentos de 6.7% para la Magna y 6.6% para la Premium y el diesel en comparación con diciembre, ubicándose en 4.59, 3.88 y 5.04 pesos por litro para cada uno de estos tres combustibles, no se cobró en su totalidad sino que en enero, el pago por concepto de IEPS para los automovilistas en el precio final fue de 2.24, 2.72 y 2.24 pesos por litro para la Magna, Premium y diesel, respectivamente. Esto implica una reducción de 19, 21 y 20% en comparación con diciembre. El remanente para alcanzar la recaudación a través de IEPS estimada lo pagan todos los contribuyentes del país.

PRECIOS LLEGAN HASTA 19.63 PESOS POR LITRO

En un promedio nacional obtenido mediante una muestra que todas las estaciones de servicio que reportan a la Comisión Reguladora de Energía en la ciudad de Oaxaca, la delegación Cuauhtémoc, Monterrey, Mérida, Tijuana, Zapopan, Tuxtla Gutiérrez, León, La Paz y Minatitlán, se observó que al 5 de febrero el precio promedio para la gasolina Magna en el país es de 17.33 pesos por litro, el de la Premium de 18.98 pesos por litro y para el diesel asciende a 18.17 pesos por litro.

En León, la delegación Cuauhtémoc y Oaxaca y Zapopan, el precio de la gasolina Magna se incrementó entre 7.3 y 7.5%, con un aumento de 1.22 y 1.25 pesos por litro en un mes. En la más céntrica delegación de la Ciudad de México, el litro de Magna se ofertó a un precio de hasta 17.79 pesos por litro.

En la delegación Cuauhtémoc y Monterrey, el precio de la Premium está por encima de los 19.40 pesos por litro, llegando incluso a 19.63 pesos por litro en Zapopan.

FUENTE: eleconomista.com.mx

Dejar un Comentario