Compartir
KLEROTERION: EL HÍBRIDO, UNA REFLEXIÓN PERSONAL

KLEROTERION: EL HÍBRIDO, UNA REFLEXIÓN PERSONAL

Cuenta Paloma Cabrera, en su libro Seres Híbridos de la mitología griega, que el hibrido era un ser que traspasaba los límites de la normalidad, donde las normas se invertían y el hombre común entra en comunión con los dioses.

 

No existe mejor forma de describir mi participación en la política, un ciudadano común y corriente que entró en comunión con estos seres casi mitológicos de nuestro país que son la clase política.

 

En medio de la disputa de quién es más santo o más virginal, si el político de partido o el político independiente, emprendí esta aventura convertido en un accidente de la política, situación que sin lugar a dudas ha sido el mas alto honor que he tenido como mexicano.

Por entonces una duda rondaba en mi cabeza ¿Se puede ser ciudadano y estar en un partido político sin ser militante o sólo la vía independiente sirve para los ciudadanos?

 

Cuando recibí la invitación para ser legislador puse dos condiciones: voto en conciencia y respeto a mi propia agenda legislativa, mismas que fueron aceptadas. Con esas dos premisas bajo el brazo emprendí mi aventura en la Cámara la cual me dio las experiencias y resultados que enumeró a continuación:

 

1.- Jamás asistí a ninguna reunión del Consejo Político Nacional o local del PRD.

2.- Voté diferenciado en muchas leyes, e incluso en la más polémica,la Ley de Seguridad Interior, lo hice a favor, pese a que el frente no sólo voto en contra, sino que algunos legisladores culparon a las fuerzas armadas de la violencia en el País (opinión que no comparto desde luego, pero que respeto).

3.- Fui el único legislador de 500 que firmó convenios de transparencia respecto a los recursos federales que conseguí para Nuevo León.

4.- También fui el único legislador que pidió desaparecer, después del temblor, el tristemente denominado “fondo de los moches”, y al menos conseguí se desapareciera el “FORTALECE” uno de los dos fondos asociados a “los moches”, el otro, lamentablemente, aun existe.

5.- Tuve el honor de ser Presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional.

6.- Como Presidente de la única comisión investigadora en San Lazaro, que tenia que ver con los contratos del gobierno a particulares, fui el único que avanzó en las investigaciones, lamentablemente puesto que la presidencia era rotativa y sólo permanecí en ella 5 meses, después que entregue la presidencia, ni el PRI ni MORENA, convocaron de nuevo para reuniones de trabajo y seguimiento a la labor que había emprendido.

7.- Fui secretario de la Comisión de Hacienda, e integrante de Economía y Justicia, así como de dos comisiones especiales, la de Participación Ciudadana y la de Alumnos con Altas Capacidades Intelectuales.

8.- La AC, Borde Político me calificó como el mejor de los 500 diputados de la Cámara.

9.- La Institución “DIA DEL ABOGADO”, me dio dos años seguidos el reconocimiento al mérito legislativo.

10.- CANACINTRA me otorgó el reconocimiento al mérito legislativo.

11.- Los recursos federales que conseguí a Nuevo León, lo hice de manera equitativa a Municipios o Gobierno, Independientes, del PRD, PRI o PAN, e incluso al Hospital Universitario.

12.- Me convertí en mi opinión en una de las voces públicas ciudadanas para señalar el incremento de la inseguridad.

 

En resumen… Sí se puede ser ciudadano, formar parte de un grupo legislativo, y diferenciarse del partido, pero sobre todo te genera condiciones para sobresalir este modelo híbrido.

Considero que hay anomalías en el sistema que a veces, aunque accidentales y pasajeras, deberíamos luchar porque fueran constantes.

 

Yo pagaré mi deuda moral con el PRD siendo candidato al Senado, bajo dos premisas: 1.- NO recibiré fondos públicos y 2.- Mantendré mi agenda ciudadana, de entrada sólo pediré el voto por mi formula, no en cascada. Aclaro que recibí invitaciones de partidos más competitivos en el estado, pero no acepté porque la gratitud y la congruencia no existen en la política, pero si en mi familia.

Se que corto el riesgo de que este sea el fin de mi carrera política, y acepto con tranquilidad esto, pero creo deberíamos impulsar más”accidentes” como el mío que refrescan a los partidos políticos, pero también permiten espacios de participación ciudadana que se traducen en resultados.

Dejar un Comentario