Compartir

“Trump es un actor conveniente en una obra más grande”, asegura Michael Wolff

En Fuego y Furia. En las entrañas de la Casa Blanca de Trump (Península), Wolff bucea en los entresijos y las luchas internas durante los primeros 200 días de su Gobierno

Madrid. El presidente estadunidense, Donald Trump, es el principal exponente del nacionalismo populista que se ha colado al más alto nivel en la Casa Blanca, un movimiento que sin embargo no se agota ahí y que arroja grandes riesgos para la democracia, alertó hoy Michael Wolff durante la presentación en Madrid de su libro Fuego y Furia.

El bestseller, bautizado con los exabruptos verbales de Trump al referirse a un ataque contra Corea del Norte, pero que refleja toda una actitud presidencial, se convirtió en éxito de ventas el mes pasado en Estados Unidos, entre otras cosas gracias a los intentos del propio Trump por impedir que viera la luz y a las críticas lanzadas contra su autor. Y mañana llega a las librerías españolas.

En Fuego y Furia. En las entrañas de la Casa Blanca de Trump (Península), Wolff bucea en los entresijos y las luchas internas durante los primeros 200 días de su Gobierno, que pasó como un “intruso” o una “mosca en la pared”, siendo testigo de un caos y una incapacidad difícil de creer en la nueva administración, según contó durante la presentación en la Casa de América de Madrid.

Una incapacidad encarnada por un presidente que “no lee, no escucha y es como un muro distanciado de su propia realidad”, cuya mayor motivación en la vida ha sido siempre “cazar a las mujeres”, plagado de anécdotas que refuerzan lo “payaso y estúpido” que es.

Una incapacidad que, al contrario de lo que pueda parecer, rebaja su peligrosidad de hacer estallar un conflicto con Corea del Norte o lanzar un ataque contra Venezuela, según Wolff. “Le gusta amenazar con la guerra, con fuego y furia, pero no le interesa; sobre todo, la guerra precisa mucho enfoque intensivo y capacidad para lidiar con mucha información. Y son cosas que no posee Trump”.

Pero más allá de Trump, la obra esboza a otro protagonista, Steve Bannon, uno de los jefes de su campaña y después estratega jefe de la Casa Blanca hasta el pasado agosto y al que Wolff considera el verdadero ideólogo de la política de Trump: desde el aislacionismo a la política interior, pasando por la política migratoria, climática o la guerra contra las agencias de inteligencia.

Bannon es también una de las fuentes esenciales de la obra y casi la única que habla públicamente en sus páginas pero también uno de los principales artífices de un movimiento nacionalista populista que va mucho más allá de Trump. “Bannon veía a Trump como un actor conveniente en una obra mucho más grande”, señala Wolff.

Por eso la lección principal de este libro es también un mensaje a los votantes, que eligen a alguien que no se parece a nada a lo que se ha visto antes: “Hay que tener cuidado con lo que deseamos”.

FUENTE: vanguardia.com.mx

Dejar un Comentario