Compartir

Tormenta geomagnética no causará afectaciones en México, asegura especialista de la UNAM

La tormenta geomagnética que tendrá lugar entre los días 14 y 15 de marzo no tendrá grandes efectos sobre la Tierra, menos aún en territorio mexicano, aclaró el responsable técnico del Laboratorio Nacional de Clima Espacial (Lance), Américo González Esparza. Explicó que, aunque se le llama tormenta magnética, su nombre correcto es tormenta geomagnética, y se producirán eventos menores y cotidianos, “de los cuales no debemos preocuparnos”, recalcó.

 

“Nos van a llegar partículas que van a interaccionar con el campo magnético y que posiblemente le produzcan una variación ocasionando una tormenta geomagnética, pero en la región de México va a pasar prácticamente desapercibido o simplemente se logren producir auroras boreales y algunos efectos menores en sistemas tecnológicos”, agregó.

En un video difundido en la página oficial del Servicio de Clima Espacial México, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detalló que este fenómeno se produce por estructuras que coexisten en la superficie del Sol por varios meses llamados “hoyos coronales”.

Con una imagen del satélite de la NASA y en rayos X, mostró a los hoyos coronales como las zonas oscuras del sol, de las cuales, indicó, emergen partículas conocidas como viento solar y que se propagan en el espacio.

“En ocasiones estas partículas o este viento solar puede interaccionar con el campo magnético de la Tierra, y éste último reacciona produciendo una variación que conocemos como tormenta geomagnética”.

González Esparza expuso que el sol tarda 27 días en girar alrededor de su eje, y que es en este movimiento cuando arroja las partículas en dirección a la Tierra.

“Estas tormentas geomagnéticas son eventos comunes, cotidianos en esta parte del ciclo, incluso este fenómeno se ha registrado cada 27 días en los últimos dos meses anteriores, y es por esto que puede predecirse y puede anunciarse con tanta antelación que va a ocurrir un fenómeno o una tormenta magnética”.

Aclaró que las tormentas geomagnéticas no son lo mismo que las tormentas solares, pues estas últimas son explosiones en la atmósfera del Sol que liberan grandes cantidades de energía y que aún no se pueden predecir.

“Entonces no tiene que ver la una con la otra. Las tormentas solares sí pueden producir efectos y daños considerables en sistemas tecnológicos, y en el caso de un evento extremo un gran apagón y daños muy graves a sistemas tecnológicos y sistemas económicos en el mundo”, puntualizó.

Con información de Notimex

Dejar un Comentario