Compartir

¿Arranca ya la guerra comercial? Trump confirma nuevos aranceles a China

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado nuevas sanciones comerciales contra China por lo que considera el “robo” de propiedad intelectual estadounidense, medida que podría desatar una guerra comercial entre los dos países en los próximos meses.

¿Qué incluye el paquete de medidas?

El paquete de restricciones propuesto incluye aranceles anuales sobre importaciones por valor de al menos 30.000 millones de dólares, según algunas personas involucradas en la planificación de las medidas citadas por The Wall Street Journal. Según estas fuentes, las tarifas no se impondrán de inmediato y la industria de EE.UU. tendrá la oportunidad de recomendar qué productos deben estar sujetos a las obligaciones.

Por su parte, The Washington Post informa que Trump impondrá un paquete de 60.000 millones de dólares en aranceles anuales contra productos chinos. Según este medio, los asesores del presidente le habían presentado un paquete de aranceles de 30.000 millones de dólares, pero Trump ordenó duplicarlos.

Imagen ilustrativa / Brian Snyder / Reuters

Las medidas podrían aplicarse a más de 100 productos que, según Trump, se habrían desarrollado mediante el uso de secretos comerciales que China robó a empresas estadounidenses o que forzó a entregar a cambio de acceder a su mercado.

Asimismo, Washington estaría considerando restringir las actividades de inversión de las empresas chinas en EE.UU. y limitar los visados expedidos a ciudadanos chinos.

¿Por qué se toman estas medidas?

Hace mucho tiempo que EE.UU. viene acusando a Pekín de obligar a las empresas estadounidenses a entregar información comercial de propiedad exclusiva y propiedad intelectual como condición para operar en China.

El portavoz de la Casa Blanca Raj Shah ha confirmado a AFP que las sanciones se anunciarán tras una “investigación sobre los esfuerzos de China —dirigidos por el Estado y que distorsionan el mercado— para forzar, presionar y robar las tecnologías y la propiedad intelectual de EE.UU.”.

Contenedores en el puerto chino de Guangzhou, el 14 de junio de 2017. / China Stringer Network / Reuters

Esta investigación de la Administración estadounidense concluyó que el daño a las empresas estadounidenses por transferencia forzada de tecnología es de 30.000 millones de dólares anuales.

¿Cómo respondería China?

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, afirmó el pasado jueves que Pekín espera abordar las cuestiones comerciales bilaterales con EE.UU. de manera constructiva, ya que ambos países “creen que pueden resolver sus disputas a través de negociaciones amistosas”. “Estamos listos para hacerlo”, añadió el portavoz.

Imagen ilustrativa / Jason Lee / Reuters

Mientras tanto, según WSJ, que cita a personas familiarizadas con el asunto, China se está preparando para responder a las sanciones de Washington con aranceles destinados a afectar a los estados que ayudaron a elegir a Trump en 2016.

Según estas fuentes, es probable que Pekín apunte a las exportaciones estadounidenses de soja, sorgo y cerdos vivos. Trump ganó en ocho de los 10 principales estados productores de soja y porcino, y en siete de los 10 principales estados productores de sorgo.

¿Cuáles serán las consecuencias?

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, declaró este miércoles que la perspectiva de una guerra comercial es una amenaza creciente para la economía más grande del mundo.

Por otra parte, cualquier imposición de aranceles sin recurrir primero a la Organización Mundial de Comercio provocaría críticas, no solo de parte de Pekín, sino también de la industria estadounidense, que se ha opuesto a los aranceles por considerarlos contraproducentes.

Camiones transportan contenedores en el puerto chino de Qingdao, el 8 de marzo de 2018. / China Daily CDIC / Reuters

De hecho, un grupo formado por las 25 principales empresas minoristas de EE.UU., entre ellas Walmart, Costco y Best Buy, instaron el lunes a la Administración Trump por medio de una cartaa no imponer tarifas radicales a las importaciones chinas debido al posible impacto negativo que podría tener en las familias trabajadoras estadounidenses. La misiva advierte de que la medida “perjudicaría a los hogares estadounidenses con precios más altos” y “agravaría un sistema de tarifas de EE.UU. que ya está en contra de las familias trabajadoras”.

FUENTE: actualidad.rt.com

Dejar un Comentario