Compartir
Tips para regatear mientras viajas

Tips para regatear mientras viajas

Cuando estás de viaje no hay un peso que sobre, y si puedes obtener algún tipo de descuento—sin que esto afecte al vendedor—, es necesario saber cómo hacerlo.

Negociar la obtención de un producto es algo más que común, incluso, es una práctica que conforma toda una dinámica de mercado: «Hoy no fío, mañana sí» vs. «¿cuánto cuesta?, y ¿por qué tan caro?» es una eterna lucha entre compradores y vendedores de todo el mundo. Cada uno “jala” para su lado; los dos buscan obtener beneficios de una transacción en la que no sólo está dinero en juego, sino el fino arte de la persuasión.Hay quienes regatean amor. «¿Cuánto es lo menos que me puedes querer?» Tal vez no lo dicen de manera explícita, pero la actitud de necedad y sometimiento es algo que se ve a todas luces.

No se trata de perjudicar a nadie; sólo es una manera de negociar un acuerdo que convenga a ambas partes. Cuando estás de viaje no hay un peso que sobre, y si puedes obtener algún tipo de descuento —sin que esto afecte al vendedor—, es necesario saber ciertos tips.

Hazlo sólo en caso de que sea necesario

Si no tienes ningún tipo de conflicto en pagar por ello, mejor no lo hagas. Sólo efectúalo cuando creas que el precio es abusivo o que sea justo pedir un descuento.

No busques perjudicar

Debes saber que hay un límite que no debes cruzar: cuando empiezas a afectar la economía de los vendedores. Considera que es su fuente de ingresos y sería injusto que ellos perdieran en la transacción.

Paga en moneda local

A veces, los comerciantes se fían de que los visitantes pagan en dólares, por lo que fácilmente pueden subir el precio. Procura siempre pagar en moneda local, esto evitará un gasto más alto.

Compra más

Si estás interesado en comprar más de una cosa, una buena idea es que elijas varias y, entonces sí, propongas un descuento.

No lo hagas con artesanos

Por el mismo motivo, no lo hagas con artesanos. Ellos no te están vendiendo sólo producto, sino el esfuerzo conseguido con sus manos.

Infórmate antes sobre los precios

Antes de comprar, pregunta en el lugar varias veces por el mismo producto; esto hará que tengas una idea del promedio de precios en el lugar.

Inspira confianza

Haz que el vendedor sepa que sí vas a comprar, que no es que busques molestar por molestar sino que pueden llegar a un acuerdo.

No es una guerra

Recuerda que, como tú, hay miles de compradores más. Tú eres quien ha solicitado algún producto o servicio, él no fue a buscarte para que compraras a la fuerza.

En países como México, Tailandia, Filipinas, Madagascar, Marruecos o Cuba el regateo es una especie de arte. Muchos de los comerciantes en zonas turísticas lo conocen a la perfección y tienen también técnicas para mejorar sus ventas. Sin embargo, también es necesario conocer cuándo es mejor retirarte o ceder; no se trata de afectar a nadie.

El respeto por el lugar al que vas logrará que no pidas de más o seas abusivo, para así, pagar lo justo. Sólo de esa manera podrás disfrutar de una estadía placentera y positiva en cualquier parte del mundo.

FUENTE: culturacolectiva.com

Dejar un Comentario