Compartir

EDITORIAL: Por cierto…

Por cierto… Decía mi abuela Juana que dónde aprietan no chorrea. Es que el apretón cargado de testosterona del presidente EPN diciendo al güero platino que descargue sus berrinches con los suyos, motivó a que el Vice de allá lo buscara con dos rayitas menos en el volumen. ¡Se les apareció el diablo!… El Consejo Coordinador Empresarial pide que no se congele el precio de las gasolinas. Esto porque AMLO anunció que congelaría el precio de los combustibles si gana la presidencia. Vaya, para los empresarios esto es populismo, para el 90% de los mexicanos restantes es música para los oídos. Hoy un tanque de gasolina cuesta más que una semana de salario mínimo. Un trabajador de 6 mil pesos mensuales -2 salarios mínimos-, no puede costear el combustible de un auto básico y compacto. Populismo son los beneficios fiscales a ciertos grupos, el Fobaproa, las tasas de interés leoninas en las tarjetas de crédito. Bueno eso no es populismo, es algo similar a la plutocracia, aristocracia o gandallismo; más cercano las tiendas de raya y otras formas de privilegios para unos cuantos. Vaya, dejen de buscar en el populismo la forma para detener al peje porque sólo validan sus discursos.

Dejar un Comentario