Compartir

Estados Unidos solicita a Rusia que tome responsabilidad en derribo de avión MH17

Estados Unidos pidió a Rusia que “reconozca su rol” en el derribo del avión de Malaysia Airlines (MH17) en Ucrania en julio de 2014, que causó la muerte de 298 personas, en su mayoría de nacionalidad holandesa y australiana.

“Es momento de que Rusia reconozca su rol en el derribo del MH17 y cese su monstruosa campaña de desinformación”, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

De esta manera, el Gobierno del presidente Donald Trump apoyaba la decisión de Australia y Holanda de responsabilizar al Kremlin de la tragedia y ha reclamado que admita su papel en el abatimiento de la nave.

“Urgimos a Rusia a que se adhiera a la declaración de la ONU 2166 (de 2014 relativa al suceso) y a que responda a las peticiones legítimas de Australia y Holanda”, incidió Nauert en el escrito.

La portavoz del Departamento de Estado también recordó que la “agresión” del Kremlin a Ucrania desde 2014 ha ocasionado la muerte de 10.300 personas, incluyendo los fallecidos durante el ataque al avión malasio.

“Ya es hora de que Rusia ponga fin a su violencia”, subrayó Nauert.

El Equipo Conjunto de Investigación (JIT), formado tras el desastre, confirmó el jueves que el sistema de misiles aéreos que abatió el avión de Malaysia Airlines pertenecía a una unidad militar rusa, que lo trasladó desde Kursk (Rusia) hasta Donetsk (Ucrania) un mes antes del ataque.

Los miembros de la 53º Brigada del Ejército ruso transportaron hasta la frontera con Ucrania el misil en un convoy de seis vehículos identificados como rusos por el JIT, según las imágenes publicadas en las redes sociales por transeúntes y los conductores que circulaban por la misma carretera durante los días 23, 24, y 25 de junio de 2014, cuando tuvo lugar el traslado.

Australia y Holanda han emitido una declaración de responsabilidad conjunta, que supone una herramienta relevante que toman los Estados cuando otros “no cumplen las reglas del derecho internacional”, explicó en un comunicado el Ministerio de Exteriores holandés.

La Unión Europea y la OTAN también exigieron a Moscú que asuma su responsabilidad en el derribo de la nave a la luz de la citada investigación.

Por su parte, el Kremlin no reconoce las conclusiones de las pesquisas y rechaza su implicación en el caso.

Con información de EFE.

 

Dejar un Comentario