Compartir
KLEROTERION: ¿Será uno más en la lista?…

KLEROTERION: ¿Será uno más en la lista?…

En estos días tuvimos la oportunidad o disgusto de ver el tercer y último debate de los 4 candidatos a la Presidencia de la República, Meade, Anaya, Obrador y el Bronco, en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán.

Como los anteriores debates, todos se declararon triunfadores, posteriormente surgió una supuesta encuesta del Consejo Mexicano de Negocios, donde colocan en segundo lugar a Meade; otro sondeo realizado por MassiveCaller, dice que AMLO sigue siendo el puntero. Para el Reforma, Anaya ganó el tercer debate, pero esta medida, por lo que veo, no sirvió de mucho.

Se supondría que en este último tendrían, como dicen, “echar toda la carne al asador”, pero no fue así, al principio quisieron tener la solemnidad debida pero bastó cualquier detonante para comenzar los ataques de siempre, convirtiéndose en muchas ocasiones en un debate que tal parecería, espectáculo de teatro de carpa, que por cierto, en varias ocasiones, me recordaron al espectáculo de “El rey de las carpas”, José Martínez “Palillo”.

Andrés Manuel siguió reiterando que la solución de todas las problemáticas en México giran en torno a erradicar la corrupción, Meade se notó muy sereno como si fuera el puntero, aportó pero no tuvo conexión, Anaya continuó con la misma dinámica de propuestas, además de retar a la verdad a AMLO por beneficiar al Ing. José María Rioboó con contratos sin licitación en su gestión como Jefe de Gobierno. Sobre el Bronco fueron muy mencionados en redes sociales sus definiciones de la “terna maldita” y el “todos son iguales”, así como mencionar que muchas de sus propuestas ya fueron puestas en marcha en su estado Nuevo León.

Por desgracia este tercer debate no es (ni fue) una referencia estratégica para acomodar el tablero, por lo que no cambiarían las percepciones de los ciudadanos, más bien, seguiremos sacando nuestras propias conclusiones que al parecer, no son tan alentadoras para México; no se sintió conexión con los candidatos, algunos manifiestan que fue el formato, que la entrevista colectiva no permitía que interactuaran más, me quedó claro que fueron más sensatos al no insultarse como la vez pasada, por lo que mucha gente supuso que sería la continuación de estos enfrentamientos. Como era el último debate suponíamos que vendrían las intervenciones motivacionales para solicitar el voto, pero tampoco sucedió.

En cuanto a los temas que se desarrollaron, fueron los relativos a “pobreza y desigualdad”, “educación, ciencia y tecnología” y “salud, desarrollo sustentable y cambio climático”, todos dieron propuestas que más adelante mencionaré, sin embargo, lo que me pareció muy interesante fue que nuevamente los candidatos piensan en el México después del 1 de julio, mas no en todo lo que ha sucedido a través de los diferentes sexenios, legislaturas, y gubernaturas, nadie presenta el análisis real de cómo está México en la actualidad, más bien, cómo estará cuando gane alguno de estos, lo que es preocupante, porque esta Nación no comenzó en el 2018.

Respecto al tema de crecimiento económico, que a mi parecer es un eje principal, urgente y necesario para poder avanzar como País, los candidatos abordaron varios temas, para José Antonio Meade uno de los principales puntos fue multiplicar las estancias de tiempo completo, así como apoyar a las mujeres a que puedan acabar sus estudios por medio de becas, otro aspecto interesante fue que los patrones puedan deducir la seguridad social de sus empleados, anteponiendo que la mejor medida para el crecimiento económico sea el buen empleo.

López Obrador comenta que para que exista crecimiento económico se debe eliminar la corrupción y que revisará los contratos de la reforma energética, mencionó que fortificará el mercado interno y que una parte fundamental es “apostarle al campo”, instó que no habrá gasolinazos y exhortó el bajarle los sueldos a los altos funcionarios.

Ricardo Anaya expuso que entre sus propuestas para el crecimiento económico está la de bajar el precio de la gasolina por medio de la disminución de IEPS, así como duplicar el salario mínimo e insistió en que revisar el gasto del gobierno, además propuso que las personas que ganen 10 mil pesos o menos, se les eliminará el ISR y dijo que las mujeres ganarán igual que los hombres.

Jaime Rodríguez el “Bronco”, arrancó diciendo que correrá a los “funcionarios que no sirven” y para poder tener crecimiento económico subirá a 350 pesos diarios el ingreso básico, así como incrementar el reparto de utilidades, también propuso no cobrar ISR a los que tengan ingresos mensuales menores a 12,500 pesos,  los otros tres contendientes no se ocuparon por increparlo o en debatir alguna de sus propuestas.

Postularon diversas propuestas sobre los temas mencionados, muchas veces respondían lo que querían, que tal vez esas propuestas o discusiones pudieron sonar muy interesantes o en su caso, repetidas como en cada campaña, por lo que te invito a analizar y comparar todas y cada una de ellas, es muy importante ya que independientemente de que nos agraden o no, uno de estos cuatro candidatos será el próximo Presidente de la República, por lo que es necesario ser sensatos con nuestro voto y decidir por el que más nos convenga, más allá de partidos, ocurrencias y carismas, debemos votar por el bien de nosotros, de nuestros hijos y de nuestros hermanos, pero sobre todo por un México de oportunidades, justicia y trabajo, votemos con conciencia y con amor a la Patria, esperando que el candidato que resulte vencedor, no sea uno más en la lista.        

 

WFG

Dejar un Comentario