Compartir

Un choque cataclísmico redefinió la historia de la Vía Láctea

Al parecer, nuestra galaxia es tal y como la vemos actualmente a causa de un brutal encuentro con un objeto llamado la galaxia de la Salchicha. Lógicamente no hablamos de alimentos procesados cósmicos, sino de los restos de una pequeña galaxia que se estrelló contra la Vía Láctea hace miles de millones de años, dejando atrás un desorden de estrellas con órbitas bastante inusuales.

Entonces, ¿de dónde viene la denominación de “salchicha”? El astrónomo de la Universidad de Cambridge (Inglaterra) Wyn Evans afirma que todo se redujo a los caminos dejados de las estrellas después del impacto. “La forma de salchicha simplemente saltó hacia nosotros al ver las trayectorias de las estrellas”, dice Evans. “Estas estrellas de salchichas son lo que queda de la última gran fusión de la Vía Láctea”.

 

La historia de la colisión

Utilizando datos de la nave espacial Gaia de la Agencia Espacial Europea, los astrónomos descubrieron pruebas científicas que indicaban una antigua colisión frontal entre la joven Vía Láctea y un cuerpo más pequeño llamado la galaxia “Salchicha”, un cataclismo que ayudó a definir la estructura del hogar de la Tierra. espacio, dando forma al bulbo interno de la galaxia, su halo exterior y agregando al menos ocho cúmulos globulares masivos.

La galaxia enana más pequeña no sobrevivió al encuentro, desmoronándose rápidamente cuando sus estrellas se fusionaron con la Vía Láctea y la remodelaron.

Vasily Belokurov de la Universidad de Cambridge y el Centro de Astrofísica Computacional del Instituto Flatiron en la ciudad de Nueva York (EE. UU.) afirmó que la colisión “hizo trizas al objeto enano, dejando a sus estrellas moviéndose en órbitas muy radiales, llevándolas muy cerca del centro de nuestra galaxia. Esta es una señal reveladora de que la galaxia enana entró en una órbita realmente excéntrica y su destino quedó sellado”.

Las colisiones con galaxias más pequeñas continuaron después, esto es, nuestra galaxia ha seguido chocando con otras galaxias, como la “insignificante galaxia enana de Sagitario“, pero la ‘Salchicha’ era mucho más masiva: 10.000 millones de veces la masa del sol cuando se incluyen su gas, polvo, estrellas y materia oscura. Cuando se estrelló contra la Vía Láctea, el disco de la galaxia probablemente se hinchó o incluso se fracturó tras el impacto y habría tenido que volver a crecer.

 

Las estrellas de la ‘galaxia Salchicha’ están todas girando a la misma distancia del centro de la Vía Láctea

Las simulaciones por ordenador reprodujeron las características descritas por los investigadores, mostrando estrellas de la galaxia salchicha entrando en órbitas estiradas similares a las observadas en los datos de Gaia. Las simulaciones muestran esas órbitas cada vez más alargadas en el disco en crecimiento de la Vía Láctea, que se hincha y se espesa después de la colisión.

 

“Si bien ha habido muchos satélites enanos cayendo en la Vía Láctea a lo largo de su vida, este fue el más grande de todos”, aclaró Sergey Koposov de la Universidad Carnegie Mellon.

 

La colisión se describe en diversos artículos publicados en la revista The Royal Astronomical Society, The Astrophysical Journal Letters y arXiv.org.

 

Referencia: V Belokurov et al, Co-formation of the disc and the stellar halo, Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (2018). DOI: 10.1093/mnras/sty982

 

Crédito imagen: V. Belokurov (Cambridge, UK); Based on image by ESO/Juan Carlos Muñoz

FUENTE: muyinteresante.es

Dejar un Comentario