Compartir

La ideología de Elon Musk, el grupo de personas que sueña para Marte

Elon Musk es un personaje ‘bigger than life’. A medio camino, entre el multimillonario excéntrico y el científico loco, Musk no solo ha conseguido que sus proyectos llenen blogs, diarios y televisiones de todo el mundo. Ha conseguido hacernos soñar. Incluso a los más escépticos.

Sea la idea de revolucionar el sistema energético de todo el mundo o liderar la nueva carrera espacial, los proyectos de Elon Musk van más allá del típico empresario tecnológico. Es alguien decidido a construir el futuro. El problema es que no sabemos si ese futuro muskiano es una utopía maravilloso o una distopía que más nos valdría evitar.

Hoy intentamos meternos en la mente de Elon Musk. Deseadnos suerte, la vamos a necesitar.

En esta ocasión nos acompañan Andrés Mohorte (@mohorte), coordinador de Magnet, y Javier Jiménez (@dronte), editor de Xataka. A los mandos, nuestro presentador y responsable de Despeja la X, Santi Araujo (@SantiAraujo).

A medio camino entre el superhéroe y el archivillano

Musk ObamaNASA

Musk es uno de los grandes personajes de nuestra época. Él se ve a sí mismo como el ‘arquitecto del mañana’, una persona con la suficiente visión, capacidad y decisión como para cambiar radicalmente la historia de la humanidad. Donde mejor se ve eso es precisamente en su obsesión por colonizar Marte, por convertirnos en una especia interplanetaria.

Es en ese proyecto marciano donde mejor se ven no solo las ideas de Musk, sino también sus obsesiones, herencias intelectuales e inclinaciones políticas. Y, sin embargo, tampoco es algo sencillo. Sus definiciones son siempre abiertas, vagas y provocadoras.

Tanto que, a primera vista, podría parecer casi inclasificable. Pero no lo es. La figura, el pensamiento y los proyectos de Musk son parte del sustrato ideológico, filosófico y político de nuestro tiempo. Tanto que examinar con detalle quién es Elon Musk y cómo ha llegado a ser quien es parece cada día más necesario.

Sobre todo, porque (independientemente del futuro de sus proyectos) sus obsesiones e ideas están teniendo un impacto directo en el debate actual y están marcando los tiempos de instituciones tan poderosas como la NASA o la industria petrolera.

FUENTE: xataka.com

Dejar un Comentario