Compartir

Alemania extradita a Puigdemont debido a malversación, no por rebelión

El Tribunal Superior Regional de Schleswig-Holstein (SH) ha declarado inadmisible la extradición de Carles Puigdemont España por un presunto delito de rebelión, aunque sí declaró admisible entregarle por malversaciónde caudales públicos. Por tanto, como primera consecuencia, el expresident continúa en Alemania en su actual situación de libertad provisional.

En esta resolución definitiva, la sala primera de lo penal del Tribunal de SH sostiene que los actos imputados al expresident de la Generalitat no cumplen los requisitos de los delitos alemanes de alta traición (art. 81 del Código Penal germano) ni de caso grave de perturbación del orden público (Landfriedensbruch, art. 125a).

 

 

No se llegó a realizar alta traición

Los jueces de Schleswig-Holstein argumentan que “un grado de violencia según lo prescrito en la regulación de la alta traición no fue alcanzado en los enfrentamientos en España”. También consideran que se descarta la responsabilidad penal de Puigdemont por perturbación del orden público, porque él sólo implementó el referéndum, y “no fue ‘líder espiritual’ de la violencia”.

En cambio, los tres jueces de la sala primera de lo penal del Tribunal de SH (Martin Probst, Matthias Hohmann y Matthias Schiemann) sí declaran admisible la entrega por malversación. El tribunal argumenta que la justicia española acusa a Puigdemont de tener responsabilidad compartida en la asunción de obligaciones financieras del sector público, y que corresponde al proceso penal español confirmar esas acusaciones.

La defensa de Puigdemont puede pedir amparo al Tribunal Constitucional

La defensa de Puigdemont puede pedir amparo al Tribunal Constitucional (Hannibal Hanschke / Reuters)

La resolución del Tribunal no es recurrible, ni por la Fiscalía ni por el acusado. Sin embargo, existe para Puigdemontotra vía. En su momento, su abogado alemán, Wolfgang Schomburg, había anunciado que, de resolver el tribunal regional la extradición por cualquier cargo, pediría amparo al Tribunal Constitucional. Eso prolongaría durante más tiempo, quizá incluso meses, la estancia de Carles Puigdemont en Alemania.

 

 

En un comunicado, la Fiscalía General de Schleswig-Holstein –a quien corresponde la ejecución de la euroorden en los términos decididos por el tribunal- ha anunciado que procederá a aprobar la entrega de Puigdemont a España por malversación.

La Fiscalía alemana, siempre del lado de Llarena

El tribunal de Schleswig-Holstein ha desoído nuevamente a la Fiscalía General del land, que en su solicitud formal y definitiva de extradición del expresident de la Generalitat a España, depositada el pasado 1 de junio, insistió en atribuirle los delitos de rebelión o sedición, y de malversación de caudales públicos. La Fiscalía alemana siempre ha respaldado las tesis del juez Pablo Llarena.

La decisión del tribunal llega cuando se habían sobrepasado los tiempos estándar de resolución. Según la normativa europea de euroórdenes, debe decidirse sobre una posible extradición en un máximo de 60 días desde la detención del encausado –Puigdemont fue arrestado el 25 de marzo-, aunque pueden añadirse 30 días más en casos excepcionales. El proceso había sobrepasado ya el margen de 90 días en total.

FUENTE: lavanguardia.com

Dejar un Comentario