Compartir

Tifón María crea destrozos épicos en China

En China el tifón María ha causado devastación en varias localidades, como en Fujian, Fuzhou y Xiamen.

 

Con vientos de hasta 42 metros por segundo, el fenómeno tocó tierra ayer miércoles. Dejó a su paso decenas de árboles caídos y más de 8 mil personas desplazadas.

Al menos 18 ríos están en riesgo de desbordarse. “María” es el octavo tifón del año, y el más fuerte hasta ahora.

La Sociedad de la Cruz Roja de China (SCRCh) y la Fundación de la Cruz Roja de China (FCRCh) informaron este jueves       que suministros con valor superior a los 270 mil dólares han sido enviados a las zonas afectadas por el tifón “María”, en la provincia oriental de Fujian y en la provincia sudoriental de Sichuan azotada por fuertes tormentas.

Asimismo, miles de efectivos de la Policía armada fueron enviados a las zonas afectadas para ayudar en las labores de rescate y asistencia, tras el paso del tifón “María”.

El gobierno chino envío a alrededor de mil 300 uniformados a las provincias de Zhejiang y Fujian, mientras que otros 831 fueron enviados a Sichuan. En total, 2.147 personas han sido evacuadas en las tres provincias.

Tifón María deja devastación en China
María es el octavo tifón del año, y el más fuerte hasta ahora. (Reuters)

La Policía armada ha sido declarada en estado de máxima alerta para hacer frente a la emergencia y poder realizar misiones de rescate.

El tifón María dejó heridas a dos personas y provocó la evacuación de más de tres mil habitantes en Taiwán antes enfilar hacia China, informaron las autoridades el miércoles.

Las dos personas resultaron heridas cuando les cayeron encima ramas de árboles en Taipéi, la capital de Taiwán, en momentos en que la tormenta rozaba el norte de la isla montañosa de 23 millones de habitantes, dijo el centro de manejo de emergencias.

Añadió que para el miércoles 3, 430 personas en nueve ciudades y condados habían tenido que abandonar sus viviendas, a fin de eludir los aludes de tierra provocados por los aguaceros torrenciales.

En 2009, el tifón Morakot mató a casi 700 personas en Taiwán, entre ellas unas 400 que perecieron cuando su aldea fue arrasada por inundaciones y deslizamientos.

El gobierno central emitió alertas de deslizamientos en dos aldeas montañosas en Hsinchu, un condado del noroeste de Taiwán. En siete ciudades y condados quedaron suspendidas las actividades laborales y las clases.

Con información de Noticieros Televisa y agencias

 

Dejar un Comentario