Compartir

¿Alternancia? 6 supuestos nuevos alcaldes de CDMX son ‘antiguos conocidos’

Seis ex jefes delegacionales de la Ciudad de México regresarán a las oficinas que ocuparon alguna vez, pero ahora convertidas en alcaldías tras sus triunfos en las elecciones del 1 de julio.

Entre las demarcaciones están las dos más pobladas de la capital del país, Iztapalapa y Gustavo A. Madero, por lo que cerca de la mitad de los habitantes de la capital tendrá como gobernante a un “viejo conocido”.

Aunado a esto, los nuevos alcaldes tendrán en tres años la posibilidad de reelegirse por un periodo más, así que podrían alargar su estancia hasta por seis años.

 

  • Cuajimalpa | Adrián Rubalcava (PRI)

Con su triunfo, el PRI mantiene su único enclave en la Ciudad.

Rubalcava compitió para gobernar la delegación por primera vez en 2009, bajo las siglas del PRD, pero perdió ante el PAN.

En 2012, quiso contender de nuevo, pero no obtuvo la candidatura, renunció al sol azteca, se acercó al PRI y de la mano del PVEM, llegó a la jefatura delegacional.

El próximo alcalde de Cuajimalpa ha sido acusado de amenazar a periodistas, medios de comunicación y rivales políticos; incluso, su contendiente en las pasadas campañas, Sara Paola Galico, una antigua colaboradora de él, denunció amenazas de su parte desde el año pasado y lo responsabilizó si algo le ocurría.

Además, Rubalcava también ha sido relacionado con el grupo criminal y porril conocido como “Los Claudios”.

 

  • Gustavo A. Madero | Francisco Chíguil (Morena-PT-PES)

La primera vez que ganó el gobierno de la demarcación fue en 2006, pero no terminó su periodo ya que un escándalo se atravesó en su camino: el fatídico operativo policial en el bar New’s Divine, que terminó con 12 personas fallecidas.

Aunque el operativo estuvo dirigido por la Secretaría de Seguridad Público del Gobierno de la Ciudad, y no por su administración, Chíguil fue señalado por la opinión pública como uno de los responsables y ante la presión, se vio orillado a pedir licencia para retirarse del cargo, al cual no regresó.

En el proceso electoral de 2018, el próximo alcalde contendió bajo la coalición Morena-PT-PES y derrotó a la pareja de perredistas Nora Arias y Víctor Hugo Lobo, matrimonio que buscaba un “cuarto mandato” en la delegación.

Lobo llegó en 2009, tres años después, su esposa Arias ganó la jefatura delegacional; en 2015, Lobo regresó y este año, Arias buscaba retornar también.

 

  • Iztacalco | Armando Quintero (Morena-PT-PES)

Hace 15 años justamente ganó la Jefatura delegacional de la demarcación por primera vez.

Tras su gestión, Quintero fue secretario de Transporte y Vialidad en el gobierno encabezado por Marcelo Ebrard. Ahí, tras acusaciones en los medios contra su hermano José Guadalupe por traficar con amparos para taxis pirata, lo denunció penalmente.

En 2015, dejó el PRD, donde lideraba la corriente Unidad y Renovación (Unyr), para sumarse a Morena.

Este 2018, Quintero frustró las intenciones de su rival Elizabeth Mateos, quien ya había gobernado la delegación de 2012 a 2015; ese año, su esposo la relevó en el poder y la perredista buscaba ahora regresar.

 

  • Iztapalapa | Clara Brugada (Morena-PT-PES)

El primer arribo de Brugada a la jefatura delegacional de la demarcación más poblada de la Ciudad de México fue atropellado, por decir lo menos.

En 2009, fue candidata del PRD, sin embargo, por un conflicto entre corrientes del partido, el tribunal electoral le retiró la candidatura y se la dio a Silvia Oliva, apoyada por “Los Chuchos”.

Ante esto, Andrés Manuel López Obrador, enemistado ya con dicha corriente, propuso a la gente votar por el candidato del PT, Rafael Acosta “Juanito”, quien hizo el compromiso de que en caso de ganar, pediría licencia para ceder el puesto a Brugada.

La maniobra política resultó, pero “Juanito” se negó en un principio a dejar su cargo; tras varios días de crisis política en la delegación, Marcelo Ebrard, jefe de gobierno de la Ciudad, habló con él y al salir de la reunión, Acosta dijo que siempre sí se iría por motivos de salud.

Brugada gobernó sin dejar ningún legado distintivo y, políticamente, no se ha separado de López Obrador y de Morena.

En 2016 fue electa diputada constituyente y este 2018 logró el triunfo en las urnas para gobernar nuevamente Iztapalapa.

 

  • Miguel Hidalgo | Víctor Hugo Romo (Morena-PT-PES)

Bajo las siglas del PRD, terminó con la hegemonía del PAN en esta delegación en las elecciones de 2012, no obstante, tres años después le regresó el mando a la administración panista encabezada por Xóchitl Gálvez.

Fue la delegada de Miguel Hidalgo quien destapó una serie de escándalos al acusarlo de permitir la construcción de 28 inmuebles de manera ilegal y de hechos de corrupción.

Por lo anterior, la Procuraduría capitalina abrió una investigación, sin que hasta el momento tenga un resultado contundente.

Pese a la polémica en torno a él y a haber permanecido en el PRD tras la escisión que dio origen a Morena, Romo recibió la candidatura del partido encabezado por López Obrador y ganó la alcaldía.

 

  • Venustiano Carranza | Julio César Moreno (PAN-PRD-MC)

Con su reciente triunfo electoral, el perredista extenderá su poder en la demarcación, la cual gobernó ya de 2006 a 2009.

Incluso, su hermano menor, Israel Moreno, fue delegado de 2015 a 2017, cuando la Suprema Corte de Justicia ordenó sus destitución por desacato de una orden judicial relativa a un asunto laboral.

De 2012 a 2015, el virtual alcalde electo fue diputado federal y gracias a su influencia en el PRD, presidió la Mesa Directiva de la Cámara en los últimos meses de la Legislatura.

En las elecciones del pasado 1 de julio, en las cuales el partido de Andrés Manuel López Obrador avasalló en la capital, Moreno pudo conservar Venustiano Carranza para el PRD, por lo que se convierte en uno de los dos únicos bastiones del sol azteca  en la Ciudad, junto con Coyoacán.

FUENTE: forbes.com.mx

Dejar un Comentario