Compartir

Cuida a tu perro de la leishmaniosis con productos naturales

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria transmitida por flebótomos (insectos voladores chupadores de sangre), que al picar al animal le inoculan un protozoo microscópico llamado Leishmania. Los perros afectados sufren lesiones graves que requieren tratamientos caros y a menudo incapaces de erradicar todos los síntomas. Los flebótomos se activan al ponerse el sol, y abundan en las primeras horas de oscuridad hasta la medianoche, que son las más peligrosas para nuestras mascotas, incluidas las de pelo largo: estos insectos les pican en zonas poco peludas de la cara, el borde de las orejas o los espacios interdigitales. Los flebótomos están extendiéndose por España, incluidas las islas,aunque todavía resultan escasos en las Canarias. Todo indica que el cambio climático los favorece. Son muy pequeños y pueden atravesar las mallas mosquiteras poco tupidas. Les atrae la luz, pero luego se sitúan en zonas de penumbra, así que cuesta mucho detectarlos.

Aunque comienzan a aparecer vacunas contra la leishmaniosis, son muy caras y requieren varias dosis. Para evitar las picaduras de los flebótomos, MENFORSAN te ofrece productos naturales sin contraindicaciones ni efectos secundarios. Si los combinas, protegerán todo el cuerpo de tu gran amigo.

 

menforsan

Spray anti-insectos

Este producto es la opción más sencilla y segura para evitar que pulgas, garrapatas, chinches, ácaros y todo tipo de insectos parásitos y voladores se ensañen con tu mascota. Mezcla margosa, geraniol y lavandino, sustancias de origen vegetal que protegen zonas muy expuestas en perros de poco pelaje. Utilízalo en patas, manos  y vientre. Resulta apto para hembras gestantes y cachorros.

pipetas

Collar y pipetas anti-insectos

El collar, tratado con extracto de margosa, protege durante tres meses la cabeza y las orejas, muy expuestas a las picaduras. Por su parte, las pipetas resguardan toda la zona superior de la anatomía canina gracias a su combinación de anti-insectos y repelentes que mezclan margosa, geraniol y lavandino. Al margen del tamaño de tu mascota, aplícale una pipeta cada 15 días.

FUENTE: muyinteresante.es

Dejar un Comentario