Compartir

Día Internacional del Gato: 20 curiosidades para entenderlos mejor

¿Sabías que el gato es el único animal que tiene tres días? Sí, para mucha gente el Día Mundial del Gato es el 8 de agosto, para otras el 29 y para otras el 20 de febrero. Te contamos por qué: 8 de agosto: desde 2002 este día se celebra el Día Mundial del Gato, una iniciativa proveniente del Fondo Internacional para el Bienestar Animal junto a otras organizaciones defensoras de los derechos de los animales. Ellos fundaron esta fecha como el día felino. Además, históricamente agosto es el mes del gato al ser la época del año en la que están en pleno apogeo de fertilidad y no paran de callejear y maullar por doquier. 20 de febrero: esta fecha pasó a considerarse Día del Gato debido al fallecimiento de uno de los felinos más famosos de los últimos años, Socks, el conocido Gato de la Casa Blanca durante el mandato de Bill Clinton. El mediático felino aparecía en todas las fotos de la familia presidencial y su muerte provocó que los internautas decidieran rendirle un homenaje este día. 29 de octubre: esta es la fecha de celebración más conocida de las tres en Europa. Fue impulsada por la experta en mascotas Colleen Paige con el objetivo de lograr 10.000 adopciones de gatos ese día cada año. Independientemente de qué fecha escojas para celebrar el Día del Gato (como si celebras los tres), lo único que no hay que olvidar es que estos días nacen con el propósito de concienciar sobre los cuidados del gato, el respeto hacia ellos y la movilización por la adopción frente a la compra de animales. Las 20 curiosidades que quizás no conozcas sobre estos felinos Tal y como recoge el I Estudio Anual sobre Mascotas en España elaborado por Tiendanimal, un 35% de los hogares españoles tiene gato (y en algunos casos, conviven más de dos). La simpatía y el particular comportamiento gatuno nunca dejan de sorprender, de hecho, suelen ser los protagonistas habituales de los vídeos más virales en internet. Con motivo de la celebración del Día Internacional del Gato, te contamos las 20 curiosidades sobre estos felinos que quizás no conozcas. Mientras que los humanos tenemos 206 huesos, los gatos tienen 230 huesos. Los gatos huelen, además de con la nariz, con un órgano llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca. La lengua de los gatos está formada por diminutos ganchos que utilizan para atrapar y desgarrar el alimento. Su corazón late dos veces más rápido que el de los seres humanos. Sus bigotes se caen periódicamente y vuelven a crecer. Su desaparición afecta a su sentido de orientación y a sus movimientos. Por eso, no debemos cortárselos. El gato percibe sonidos aproximadamente dos octavos más altos que el hombre. Su cola es un órgano esencial para su equilibrio, como una pértiga en manos de un equilibrista. Tienen la capacidad de saltar una distancia hasta siete veces su propia altura. Todos los gatos nacen con los ojos azules y tardan varios meses en alcanzar su color definitivo. El gato camina moviendo al mismo tiempo las patas traseras y delanteras de cada lado. Así solo caminan los gatos, los camellos y las jirafas. Los gatos detestan olores fuertes como el de la cebolla o el vinagre, las naranjas o los limones. El ronroneo no siempre significa tranquilidad. También ronronea cuando está enfermo o asustado, y lo hace para tranquilizarse a sí mismo. Cuando un gato te lame (las manos, la cara o el pelo) debes tomarlo como un gran cumplido, ya que está acicalándote como si fueras uno de los ‘suyos’. Los gatos se saludan rozando sus narices. Alcanzan la madurez a los 5 años y su tercera edad sobre los 10 años. Duermen entre 16 y 18 horas al día, pero incluso dormidos, están alerta a cualquier estímulo. No comprenden los castigos, pero sí las recompensas cuando hacen algo bien. ¡Son muy listos! Los gatos tricolores casi siempre son hembras: uno de cada 4.000 gatos tricolor es macho y suele ser estéril. Solo uno de cada 10.000 gatos tricolor es macho y fértil. Un gato casi nunca se comunica con un “miau” con otro gato, este sonido solamente lo utiliza para comunicarse con los seres humanos. La leyenda de sus siete vidas se debe a que sobreviven a caídas graves por su capacidad de darse vuelta en el aire y aterrizar en cuatro patas. El 63 % de los españoles veranea con sus mascotas Una de las premisas que defiende la celebración del Día del Gato es el ‘no’ gigante ante el abandono, que en época estival dispara sus cifras ante la falta de planificación de muchos dueños. Cada año, en torno a 150.000 mascotas son abandonadas en España y quedan en busca de un nuevo hogar. Sin embargo, el estudio realizado por Tiendanimal revela que en España el 63 % cuentan con llevarse a sus mascotas consigo, una cifra que ha ido en aumento gracias a la mayor concienciación social sobre el abandono de animales. Otra opción muy recurrida es la de dejar al gato bajo el cuidado de un familiar o amigo. En algunos casos, también se acude a cuidadores externos como casas guardería para mascotas (particulares que adoran los animales y que ofrecen su casa para cuidar de ellos) o residencias de animales. Cuidados del gato Antes de sumar un gato a la unidad familiar hay que conocer bien los cuidados básicos del animal para hacerlo con responsabilidad. Una de las primeras cosas que se debe hacer es llevarle al veterinario. “Es fundamental establecer una correcta pauta de desparasitación interna y externa y empezar con el planning de vacunación acorde a su edad”, nos comenta Elena Vázquez, veterinaria de Tiendanimal que añade que “los profesionales nos indicarán cuáles son los tratamientos antiparasitarios más adecuados y cuándo debemos ponerle sucesivas vacunas”. Otro de los cuidados básicos de los felinos es proporcionarles una adecuada alimentación, según su edad, peso, etc. Debemos procurar que sea alimento de calidad y que el comedero sea apropiado: plástico y acero son los materiales más utilizados y deben tener bordes suaves y redondeados. Además, es muy importante realizarle un cepillado diario del pelo para evitar bolas y problemas en la piel: “Las bolas de pelo se pueden producir como consecuencia de los hábitos de higiene de neustros gatos y pueden llegar ocasionar problemas digestivos. Es fundamental aportarles suplementos que faciliten el tránsito intestinal como la malta para gatos o la hierba ad libitum”, resalta la veterinaria. Algo que no sabe mucha gente es que no es recomendable bañar a nuestros felinos ya que ellos mismos se acicalan manteniéndose limpios. En el caso de necesitar bañarlos se recomienda el uso de champúes especiales para gatos (que respeten el pH). Mantener su higiene dental también es esencial: ayuda a prevenir posibles complicaciones, como infecciones. Igual ocurre con los oídos, para los que existen numerosos limpiadores. Las uñas son otro punto vital en su rutina. Deberás proporcionarle un rascador para que pueda afilarselas. Aún así, es necesario vigilar su crecimiento y de vez en cuando cortárselas con cortaúñas especiales.

FUENTE: 20minutos

Dejar un Comentario