Compartir

Una medalla contra viento y marea: México se cuelga el primer metal en kiteboarding

Quizás pocos lo saben, pero el pasado 23 de julio, el atleta Xantos Villegas anotó su nombre en la historia del deporte mexicano. Y es que fue ese día cuando conquistó la primer medalla para el país en kiteboarding, luego de derrotar, por amplio margen, a todos sus rivales en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, hecho que le valió el oro.

Se trató de una presea que ganó sólo, literalmente, porque si bien lleva toda su vida amando los deportes acuáticos y mucha gente lo ha acompañado en su camino, nadie, ningún tipo de instancia, ni privada ni pública, lo apoyó para obtenerla.

“Yo me he costeado todo, mi preparación, mis viajes, hospedajes, entradas y mi equipo, sólo en esto último he gastado 20,000 dólares, no he tenido apoyo de nadie más en este tema, todo lo he hecho por la pasión que siento por este deporte y por el orgullo que siento al representar a mi país”, explica Villegas a Forbes México desde Dinamarca, donde sigue su preparación.

Hasta este territorio nórdico también llegó por sus propios medios, y es que a pesar de que pidió apoyo tras ganar la medalla este tampoco se logró. “Me dijeron que no había recurso, sin embargo eso no importó, lo que quiero es seguirme preparando para volver a ganar”, señala seguro de sí mismo.

PUBLICIDAD

Prácticamente todo el capital que el atleta ha invertido para su preparación ha salido de una pequeña escuela que abrió hace unos años en Baja California Sur para aprender deportes acuáticos. “Me gusta compartir mi experiencia”, afirma.

Foto: Cortesía

 

Los primeros días

¿Cómo llegó hasta esta trinchera Xantos? Su historia comenzó a escribirse desde que tenía ocho años, cuando su papá lo enseñó en primera instancia a hacer windsurf, un deporte que practicó de manera continua durante 14 años.

Cuando cumplió 16 el kiteboarding, deporte extremo de deslizamiento rápido sobre las olas en el que el viento propulsa una cometa de tracción unida al cuerpo mediante un arnés, empezaba a despuntar, por lo que inmediatamente se interesó en él, aunque sus papás, en aquel momento, no le permitieron practicarlo por seguridad.

“Yo participaba entonces en competencias nacionales y me iba bien, sin embargo, cuando tuve 19 me di la oportunidad de probar el kitebording y acabé enamorándome, justo después apareció el kiteracing y ya no lo pude dejar”, relata el atleta.

 

Siguiente parada

Después de competir en Dinamarca, Xantos Villegas tiene previsto regresar a México para comenzar su entrenamiento rumbo a los eventos clasificatorios para los Juegos Panamericanos 2019, mismos que se realizarán en Brasil, sitio hasta el cual acudirá para ganar su lugar.

Competir en la justa deportiva más importante del continente es una primera meta que tiene, sin embargo, el reto más amplio lo vislumbra a largo plazo. Y que se ha propuesto, sea como sea, participar en los Juegos Olímpicos de París 2024.

Xantos piensa en esta fecha, que ya tiene confirmado a este deporte dentro de su lineup de competencias, porque aún no se tiene definido si para la contienda deportiva de Tokio 2020 el kiteboarding formará parte de las disciplinas participantes, aunque sea a manera de exhibición.

“Creo que este es mi momento, por lo que voy a prepararme muy fuerte para llegar hasta los Juegos de Paris, me siento capaz de ganar y desde ahora mismo me estoy visualizando en ello, venciendo con la bandera de México conmigo”, asegura Villegas.

Foto: Cortesía

FUENTE: forbes

Dejar un Comentario