Compartir

Rusia edifica base de defensa antiaérea en el Ártico

Rusia comenzó hoy la construcción en el Ártico de una base militar para una unidad de defensa antiaérea, según informaron hoy fuentes militares.

El comandante de la Flota del Norte, el almirante Nikolai Evmenov, viajó al puerto de Tiksi, en el norte de la región de Yakutia, para asistir a la ceremonia de inauguración, según medios
locales.

Lo primero que hicieron los obreros fue colocar los pilares de la ciudadela donde vivirán los militares de la Fuerza Aérea y de la Flota del Norte, que estarán sometidos en esa zona a temperaturas gélidas la mayor parte del año.

La base, que estará lista en cuestión de medio año, contará con dormitorio, edificio administrativo, central hidroeléctrica y depósito de agua y combustible, entre otras instalaciones.

Según los planes del Ministerio de Defensa, habrá bases para unidades de defensa antiaérea en el archipiélago de Nueva Zembla y en Dikson, el núcleo de población más septentrional de Rusia.

 

En la nueva doctrina militar aprobada en 2015, el presidente ruso, Vladimir Putin, prestó especial atención al Ártico, que ha pasado a ser una de las prioridades de la defensa nacional para las próximas décadas.

Aunque niega que se proponga la militarización de la región, Putin ordenó instalar una red de bases militares en la zona, que acoge un 80 por ciento de los yacimientos de hidrocarburos rusos.

LA NUEVA Y LETAL ARMA QUE PODRÍA DAR VENTAJA A LOS RUSOS

La nueva y letal arma que podría darle la ventaja a Rusia: un gas nervioso que se produce en secreto en un laboratorio militar.

Ahmet Uzumcu, especialistas en armas químicas de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por sus siglas en inglés), alertó al mundo del devastador potencial de un nuevo gas nervioso desarrollado por los rusos.

Se trata del agente Novichok, un gas tan potente que no es afectado por el viento, la lluvia o las bajas temperaturas, lo que lo convierte en una de las armas más devastadoras en el arsenal de la Federación Rusa y sus aliados.

Según Uzumcu, el gas fue fabricado en secreto dentro de un complejo militar ubicado en el pueblo de Shikhany, en el corazón del territorio ruso.

En un informe reciente firmado por Uzumcu, se explica que entre 50 y 100 gramos de este peligroso agente fueron usados en el Ataque de Salisbury, en el que el ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, resultaron afectados en marzo.

 

Tras el misterioso ataque, los laboratorios de Shikhany fueron demolidos, en un intento por esconder la relación entre el atentado contra Skripal y su hija de 33 años de edad, y el gobierno ruso, sugiere Uzumcu.

Los especialistas en guerra química creen que el agente Novichok podría usarse como un arma en el campo de batalla y no solo para “silenciar” ex espías.

El agente Novichok es tan avanzado, que los sistemas actuales de los países miembros de la OTAN, la alianza de países del Atlántico norte, no tiene sistemas para detectarlo a tiempo, por lo que un ataque con esta arma sería imposible de detener.

Con información de EFE

 

Dejar un Comentario